Las barriadas «fantasma» de Utrera

Las barriadas «fantasma» de Utrera

Comparte esta noticia:

Solares abandonados, barriadas aisladas y promociones de viviendas que son presa de reiterados robos y actos vandálicos. Ésas son las principales consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria en Utrera, que ha dejado a numerosas familias viviendo en verdaderas barriadas fantasma. Pasan los años, y solo se ha experimentado un pequeño repunte en este sector, pero para todos los que tienen que convivir a diario con estos inconvenientes, el tiempo transcurre demasiado lento.

Fueron muchas las familias utreranas que un día quisieron abandonar el centro de la localidad para trasladarse a las nuevas zonas de expansión, centralizadas en lugares como Los Ruedos de Consolación, la Cuesta del Merendero o Vistalegre. Apostaron por mudarse con la idea de cambiar de modo de vida e instalarse en modernas urbanizaciones, con zonas verdes, nuevos equipamientos, comodidades y mayor amplitud. Este sueño no se ha llegado a materializar de manera completa, ya que la gran parte de estas nuevas barriadas utreranas no se han desarrollado como estaba previsto en un primer momento, han quedado demasiadas viviendas sin vender y al final estos ciudadanos se han encontrado con problemas de todo tipo.


ruedos consolacion - viviendas vacias y destrozadas 2El principal ejemplo de este fenómeno se localiza en Los Ruedos de Consolación, una urbanización utrerana que en la actualidad representa todos los males del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Es una zona con mucho potencial, rodeada de magníficos espacios comunes y situada junto a un pulmón verde de la localidad -el parque del V Centenario-, pero los vecinos se sienten ciertamente aislados. Algo muy parecido sufren los habitantes de la urbanización del Naranjal de Castillo, donde incluso todavía existen calles cortadas, que mantienen en el aislamiento a los vecinos.

En un pequeño paseo por la zona, que además se ha convertido en uno de los centros de peregrinaje para los amantes de la «ruta del colesterol», es muy sencillo detectar las principales deficiencias existentes. En primer lugar son muchos los solares que permanecen abandonados, donde la suciedad y los matorrales crecen de manera indiscriminada. Existen promociones de viviendas que se quedaron sin vender y a medio terminar, que han sufrido robos y actos vandálicos de todo tipo, desde la sustracción de elementos como buzones, cuadros eléctricos e inodoros a la rotura de cristales o persianas. En algunos casos, se ha tenido que recurrir incluso a servicios de seguridad privada que patrullan la zona, con el objetivo de disuadir a ladrones y vándalos.

«En Los Ruedos residimos cada vez más personas que convivimos cada día con la suciedad en nuestras calles, los solares abandonados y la falta de los equipamientos más básicos. Hay muchos baches en las calles, faltan señales y los pasos de peatones no se pintan. Se echa de menos que la Policía patrulle más por la zona y evite las botellonas que se organizan de vez en cuando», explica Juan Murube, vecino de esta barriada de Utrera.

Todo ello provoca en los vecinos de la barriada una sensación de estar viviendo en tierra de nadie, incomunicados con el resto de la población, y sin los servicios y comodidades que intuían cuando decidieron ir a vivir a esta zona de expansión de Utrera. Si a todo ello le unimos las deficiencias que presentan algunas de las construcciones que sí están habitadas, el panorama es todavía más desolador.

En este tipo de lugares resulta ser una auténtica odisea algo tan aparentemente sencillo como contratar una línea de Internet. Barriadas que se quedaron completamente a medio hacer y que han terminado dando como resultado zonas desestructuradas, donde familias enteras conviven con descampados, actos de vandalismo e incluso en algunos casos con rebaños de ovejas que utilizan los espacios comunes para pastar tranquilamente.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

3 comentarios en «Las barriadas «fantasma» de Utrera»

  1. Maria Jose dice:

    Cuando estas solo no importa pero cuando de tus manos estan agarradas unas manitas pequeña suaves y te aprietan o cuando esas manos son arrugadas y te cogen la tulla para poder caminar ellos no puden ser abandonados en la interperie y la ignorancia de todos merecen un poco de dignidad no podemos olvidar que necesitan un hogar

  2. Enrique dice:

    De pena el personal de Utrera. Teneis lo que mereceis.
    En tres años el Club de Rugby Utrera a llevado por toda andalucia el nombre de utrera y vosotros ni caso. Aqui estamos solos en las gradas en un trofeo y el pueblo a su bola.
    Viva Utrera y su aficion

  3. anonimo dice:

    Lo que tienen que hacer es dársela a gente necesitada con un alquiler asequible, verás como no pasaba eso ,que me den a mi una con un alquiler bajo verás lo lijero que se llenarían pero como con eso pasa todo igual….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *