La aceituna gordal de Utrera, «queen olives» en Estados Unidos

La aceituna gordal de Utrera, «queen olives» en Estados Unidos

Desde hace cientos de años, el mes de septiembre está marcado en el calendario en Utrera como el mes de la aceituna gordal. Miles de jornaleros salen de sus hogares cuando el sol todavía no está en el firmamento, se encaminan hacia los campos, donde olivos centenarios les esperan cargados de la que está considerada como «la reina de las aceitunas», la aceituna gordal, una de las más valoradas en el mercado extranjero, por su tamaño, sabor y tremenda versatilidad. Aceitunas que llegan al mercado de Estados Unidos bajo la denominación de «queen olives» (aceitunas reinas).

En España se producen cada año unos 24 millones de kilos de esta variedad de aceituna. Para entender lo importante que es la gordal en Utrera, solo hay que decir que en su término municipal se producen 12 millones de kilos de aceituna gordal, lo que supone la mitad de la producción nacional. «Solo un 10% de esta producción se consume en España, porque el consumidor nacional no está acostumbrado a pagar lo que vale esta aceituna, la gran parte de la producción se exporta a Estados Unidos, en concreto la mayoría de las aceitunas de Utrera llegan al mercado en Houston, donde son muy valoradas, por ejemplo, para la elaboración de cócteles», explica la presidenta de la cooperativa local Utreace, Socorro Moreno, que es una persona que ha peleado muy duro para que la aceituna gordal en Utrera sea una fuente de riqueza.

De manera inevitable, la cosecha de la aceituna gordal no es una ciencia exacta, ya que cada año depende directamente de las condiciones meteorológicas. El calor, el frío, la lluvia o el granizo son elementos que influyen mucho en los olivos y que pueden terminar dando al traste con todas las ilusiones de los agricultores. Este año el fuerte calor que han sufrido las tierras sevillanas desde el pasado mes de junio, ha provocado que la aceituna gordal tenga algo menos de carne y el hueso más grande, lo que se denomina en el argot de los expertos que la «aceituna se acuesta».

El campo utrerano guarda en sí mismo unas características muy especiales ya que, a diferencia de lo que ocurre con otras variedades de aceituna, cuyas formas de recogida están muy tecnificadas, la aceituna gordal se sigue recogiendo en la actualidad exactamente igual que hace seis siglos. La presentación y el buen aspecto de la gordal es fundamental para su posterior exportación, por lo que los jornaleros deben recogerla del olivo una a una, con extremo cuidado para que no estropee. Todo ello provoca que la campaña de recogida de la aceituna gordal en Utrera genere, entre trabajo directo e indirecto, más de 2.000 empleos, convirtiéndose en algo fundamental para la economía social de la localidad. Se da en la localidad una curiosa paradoja ya que, a pesar de ser la localidad española donde se producen un mayor número de kilos de aceituna gordal, es bastante complicado poder adquirir en Utrera un buen bote de estas aceitunas, porque casi la totalidad de la producción se va fuera de las fronteras locales.

«En comarcas de la provincia de Sevilla como la Sierra Sur, los agricultores supieron ser innovadores y posicionar de manera magistral la aceituna hojiblanca en el mercado. Es algo que no hemos sabido hacer en Utrera, aunque nuestra aceituna es muy buena y única, siempre nos hemos quedado mirando el ombligo y no hemos innovado», explica la presidenta de Utreace, una entidad que lleva a cabo por primera vez esta campaña de la mano de la cooperativa de segundo grado Agrosevilla.

Además de Utreace, que aglutina a casi un centenar de pequeños productores en la localidad, hay que destacar también la presencia en Utrera de otras importantes empresas en el sector. Es el caso de Olivareros, una firma con más de 75 años de historia y con grandes proyectos para crecer en el futuro; y Manzanilla Olive, una empresa que se ha afincado en la localidad, en las antiguas instalaciones de Agroaceitunera.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *