El gobierno llama «al diálogo y a la moderación» de UGT tras sus duras críticas

El equipo de gobierno (PSOE-IU) del Ayuntamiento de Utrera ha querido salir al paso de las duras críticas realizadas por la sección sindical de UGT en el Consistorio, que denunció «las prácticas caciquiles, el despotismo y el autoritarismo» de los miembros del gobierno local. Así, afirma no entender dichos calificativos, que «consideramos muy desafortunados y que esperamos rectifiquen lo antes posible».

El sindicato calificó de «ilegales» los cambios de puestos, funciones y traslados de empleados y dependencias, que están sucediéndose estos días. Frente a esto, el gobierno afirma que, «para una mejor gestión, hay que optimizar los recursos públicos. De lo contrario podemos caer en la atrofia administrativa». El anterior equipo de gobierno «tenía un modelo de gestión, válido y legítimo, pero en las antípodas de nuestra visión, y tras el cambio político es lógico y normal que haya que reorganizar las distintas áreas de acuerdo con el criterio del gobierno formado por PSOE e IU, y que tuvo un respaldo amplio en las pasadas elecciones del 24 de mayo por parte de la población de Utrera».

En palabras del gobierno municipal, «los nuevos delegados van a impulsar nuevos planes que van a cambiar Utrera para mejor y que, con la organización actual de las distintas áreas del Ayuntamiento, entorpecería el desarrollo de dichos proyectos. A todo esto se suma las limitaciones impuestas por el gobierno de la nación a la hora de poder contratar y a la escasez de recursos económicos con los que cuenta el gobierno para lo que resta de año».

El equipo de gobierno, que no se ha pronunciado sobre las «ilegalidades» denunciadas por UGT, se ha limitado a decir que no entiende «el posicionamiento enconado de UGT ya que, desde el pasado mes de junio, se están manteniendo reuniones semanales con el comité de empresa para dar solución a problemas que están enquistados desde hace casi una década». El gobierno ha llegado incluso a asegurar que «en los tres meses escasos se han puesto más ganas y soluciones por parte del gobierno actual que el anterior en 12 años. Sin embargo UGT no ha sido tan exigente como lo está siendo con nosotros».

A juicio del gobierno local, UGT «trata de alarmar a los trabajadores cuando todas las decisiones que se están tomando van en una dirección positiva y en pro de una organización más eficiente. El alcalde tiene especial preocupación en mantener los derechos de los trabajadores y, junto con la delegada de Recursos Humanos, está trabajando mano a mano en mejorar la calidad de los servicios públicos y así poder dar respuesta positiva a las demandas ciudadanas que bajo el diseño actual sería imposible».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *