El gobierno local lleva 100 días «vendiendo humo»

El gobierno local lleva 100 días «vendiendo humo»

Otra voz ha querido hacer balance de los 100 primeros días del nuevo gobierno local (PSOE-IU). En este caso ha sido el PA, que ha resumido estos tres meses en «cero transparencia, nula gestión y un gobierno que cada vez está más claro que ha venido a colocarse y a premiar a los suyos».

La portavoz del grupo municipal andalucista, Carmela López, ha recordado que lo primero que se dio a conocer de este gobierno de coalición fue «que sus miembros cuestan al bolsillo de los ciudadanos 130.000 euros más al año que el anterior gobierno». Además, por primera vez, los ciudadanos de Utrera se han encontrado «con la totalidad de los concejales del gobierno liberados, los 14, y un alcalde que presume de que sus retribuciones no las paga el Ayuntamiento, sino que le llega a través de su cargo de vicepresidente del Huesna, como si no fuera el dinero de los ciudadanos el que le está pagando su sueldo como cargo público».

A juicio del PA, resulta «lamentable» que el alcalde, José María Villalobos (PSOE), «lo primero que ha hecho a su llegada a la alcaldía ha sido todo lo contrario que llevaba afirmando años: no es un alcalde a tiempo completo porque tiene que ir por las mañanas al Huesna, y se ha asegurado un sueldo bruto que ronda los 70.000 euros anuales que, además, se niega a hacer público a los ciudadanos». En palabras de los andalucistas, «quien acuñó la frase ‘bolsillos de cristal’, se perfila como un edil que va a tener mucho que ocultar a la opinión pública, porque va a ser incapaz de cumplir la inmensa mayoría de las promesas que realizó en la oposición».

Publicidad

Hasta la fecha, desde el pasado 13 de junio, el gobierno PSOE-IU «no ha presentado ni un solo proyecto propio, aunque sí ha mentido a todos los ciudadanos asegurando que se iba a poner en marcha un nuevo plan de obras por importe de más de tres millones de euros, cuando en realidad se trataba de los proyectos aprobados y presupuestados por el anterior gobierno, que Villalobos ha presentado como suyos». Asimismo, «apenas unos días de llegar al gobierno, los concejales y el alcalde se tomaron sus vacaciones pagadas, a pesar de que como trabajadores ni siquiera habían generado el derecho a esas vacaciones».

Los andalucistas han comentado que «ya se han empezado a ver las primeras caras que resultan más que familiares en el entorno socialista que, de la noche a la mañana, han comenzado a trabajar con cargo a los fondos públicos a través de las distintas empresas que prestan servicio en el ayuntamiento». En palabras de López, «las mismas empresas que PSOE e IU denunciaban que eran una privatización de los servicios municipales y que ahora las están utilizando como agencia de contratación para los amigos».

Otra de las «mentiras» de este gobierno es el «ayuntamiento de puertas abiertas» que, «en realidad, supone que haya muchos ciudadanos dando vueltas por las dependencias municipales sin encontrar delegados que les reciban». A juicio de los andalucistas, es «especialmente lamentable» cómo se recibe a los ciudadanos los miércoles: «no se les da cita previa y se les dice que se vengan temprano a la puerta del ayuntamiento a ‘coger la vez’. Sólo se recibe a 20 personas cada miércoles, lo que supone que hay personas esperando para coger cita, en muchos casos, desde antes de las 5 de la mañana. Una vez en la alcaldía, la secretaria del alcalde le dice a la gente que les va a hacer fotos, porque no se crea nadie que se les va a ver todos los meses». Así las cosas, resulta «evidente que en tres meses (aunque en realidad son dos, porque agosto el alcalde se lo tomó de vacaciones) el alcalde ya se ha cansado de recibir a los ciudadanos».

Hasta la fecha, el PA considera que la única iniciativa realmente propia que ha tenido este gobierno ha sido montar el cine de verano, «con películas del año de la polka, saltándose las bases de ejecución del presupuesto municipal y gastando más de 18.000 euros en proyectar unas 20 películas».

El Partido Andalucista recuerda que el PSOE gobierna en coalición con IU, «a pesar de que esta formación parece haber sido directamente fagocitada por los socialistas. Sin apenas presencia en el gobierno, las decisiones parece que se toman de forma unilateral a juzgar por cómo los socialistas venden su gestión, en la que han borrado del mapa a IU. El papel de Carlos Guirao se torna cada vez más complicado, con sus dos únicos concejales liberados, dos auxiliares en el grupo municipal, y mirando para otro lado cuando se le exige al alcalde, por parte del grupo municipal andalucista, que informe de su sueldo a los ciudadanos».

El «maltrato» del gobierno PSOE-IU «no sólo llega a los ciudadanos que pretenden ver al alcalde, sino también a los propios empleados del Ayuntamiento, que son tratados con un absoluto despotismo por los delegados y el alcalde». El PA asegura que «son muchos los empleados que están padeciendo verdadero acoso por parte de los socialistas, con la connivencia de IU que, a pesar de conocer en primera persona estos desmanes, no ha movido un solo dedo. Algunos trabajadores reconocen que sienten verdadero temor, que se sienten vigilados, y que ya han recibido el aviso de que su puesto puede peligrar, como ya ha ocurrido en el caso de funcionarios con más de alguna década de servicio».

Así las cosas, el PA considera que «los 100 días de gobierno socialista lo único que han dejado hasta ahora es humo, eso sí, un humo negro que parece asfixiar y oscurecer todo lo que toca».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *