Éxito deportivo y organizativo del Natación Utrera en su trofeo

Éxito deportivo y organizativo del Natación Utrera en su trofeo

La natación local cumple todas las expectativas cifradas en el XIII Ciudad de Utrera. Con medallas en prácticamente todas las pruebas dispuestas, el Natación Utrera fue primero del ránking global tras un apretado pulso con Dos Hermanas. El buen desarrollo de las pruebas, incluida la adaptada para discapacitados, y la amplia representación institucional en las instalaciones refuerzan el optimismo del club en su próximo objetivo: organizar un torneo con carácter oficial.

En lo deportivo, la acción comenzaba en la piscina de Consolación con las pruebas de mariposa. En este estilo, Dos Hermanas dominó el medallero con seis oros por los tres locales, conseguidos por Pilar Bohórquez (prebenjamín), Eloísa Payán (alevín) y Juan Carlos Bohórquez (infantil). Completaban el medallero utrerano las platas de Julio Payán (benjamín), Javier Zarco (alevín), Julia Espadero (infantil), Mario Herrera (absoluto) y Miguel Ramos (absoluto); así como los bronces de Jesús Leal (benjamín), Alejandro Domínguez (infantil), Inma Gómez (infantil) y Julia Redaño (absoluto).

Aunque más repartida, con los primeros oros para Carmona y Nudión, la modalidad de braza fue también de dominio nazareno. En ella, Alejandro Domínguez y Mª Consuelo Marchena, ambos de categoría infantil, fueron los únicos utreranos en subir a lo más alto del podio. Un peldaño por debajo estuvieron Jaime García (benjamín), Fran Villalba (infantil), Alejandro Rivas (absoluto) y Paula Gavira (absoluto), mientras que el tercer cajón estuvo ocupado por Nahúm Arroyo (prebenjamín), Julio Payán (benjamín), Guillermo Rivera (alevín) y Ana García (alevín).

Tras estas dos modalidades individuales, se dio paso a la primera prueba de relevos: el 4×33 estilos. Con seis oros, por tres de los utreranos, Dos Hermanas seguía ampliando distancias en el medallero. El Natación Utrera triunfó en las dos pruebas de categoría infantil y absoluta masculino y quedó relegado al segundo puesto en el resto de edades, salvo el alevín masculino, bronce. Mucho más igualados estuvieron más tarde los relevos 4×33 libres, donde nazarenos y utreranos empataron a cuatro oros. El Natación Utrera repetía dominio en las categorías anteriores y añadía un oro en alevín masculino. El bronce del prebenjamín mixto y las platas del resto de categorías completaban un nuevo pleno de podios.

Antes hubo tiempo para celebrar dos pruebas especiales: «promesas» y «adaptada». En la primera, una docena de niños que aún no llegan a edad prebenjamín se tiraron en dos series a la piscina y realizaron la hazaña de completar los 33 metros de largo de la piscina de Consolación. Mayor fue aún la ovación para los protagonistas de la segunda prueba: una decena de nadadores con discapacidad física o psíquica que, exultantes con las atenciones recibidas, bien podrían convertirse en la cantera de la nueva sección para discapacitados que el club pretende integrar dentro de la entidad.

 torneo-natacion-ciudad-utrera-club-juan-carlos-bohorquez-espalda

Juan Carlos Bohórquez, en la salida de la prueba de espalda

Tras una primera entrega de medallas, la competición se reanudaba con las pruebas individuales de espalda, libre y 4×33 estilos, las tres con dominio utrerano. En espalda, destacaron los cinco oros conseguidos por Jaime García (benjamín), Ana García (alevín), Juan Carlos Bohórquez (infantil), el entrenador Alejandro Rivas (absoluto) y Eloísa Payán, campeona en categoría absoluta -donde hubo triplete utrerano- pese a ser alevín. El carrusel de preseas locales continuaba con las platas de Julio Payán (benjamín), Lucía Gª Fernández (benjamín), Juan Pérez (alevín), Inma Gómez (alevín) y Mª José Castillo (absoluto) y los bronces de Nahúm Arroyo (prebenjamín), Lucía Gª Vallecillo (benjamín), Fran Villalba (infantil), Ángel Carballo (absoluto) y María Sáez (absoluto).

El estilo más exitoso de todos fue el de nado libre. Las victorias de Pilar Bohórquez (prebenjamín), Jaime García (benjamín), Ana Villalba (benjamín), Eloísa Payán (alevín), Juan Carlos Bohórquez (infantil), Mª Consuelo Marchena (infantil) y Mario Herrera (absoluto) supusieron un siete de nueve en oros. Asismismo, destacaron en el plano individual las platas de Alicia Moscoso (benjamín), Guillermo Rivera (alevín), Fran Villalba (infantil), Inma Gómez (infantil) y Roberto Jiménez (absoluto) y los bronces de Jesús Leal (benjamín), María Fernández (benjamín) y María Triguero (absoluto), así como un nuevo triplete colectivo en el benjamín femenino.

Prácticamente para el final se dejó una de las pruebas estrella de la competición: el 132 estilos. Cuatro largos en los que los nadadores de categorías infantil y absoluta alternaban los cuatro estilos de la natación: crol, espalda, mariposa y braza. Los utreranos, bien preparados, dominaron la prueba con los oros de Alejandro Domínguez (infantil) y Alejandro Rivas (absoluto), las platas de Juan Carlos Bohórquez (infantil), Eloísa Payán (infantil), Miguel Ramos (absoluto) y María Sáez (absoluto) y el bronce de María Triguero (absoluto).

Un total de 77 medallas -26 oros, 31 platas y 20 bronces- que convirtieron al Club Natación Utrera, en su trofeo, en el equipo con más presencia en el podio y, por ende, con más puntos en el ránking global (665). Con 60 metales -27 oros-, el C.N. Dos Hermanas fue un duro competidor por el primer puesto, del que, con 546, le separaron algo más de cien puntos. Mucho más lejos quedaron Carmona (26 medallas -3 de oro- y 261 puntos), Nudión (9 medallas -2 de oro- y 140) y Molares (2 medallas y 19 puntos). Un mérito deportivo doble habida cuenta de la gran cantidad de nadadores utreranos que compitieron en categorías superiores a las que les corresponde por edad.

Al terminar la competición, la satisfacción del equipo de organización del torneo era evidente. Pese a ser la décimo tercera edición del «Ciudad de Utrera», nunca antes se había desarrollado un ensayo tan aproximado -ni tan exitoso- del que todos piensan que debe ser el próximo paso del club: organizar en Utrera un torneo oficial a nivel andaluz. En este sentido, el éxito organizativo tanto en lo deportivo, con un personal de carrera encargado del correcto desarrollo de la competición, como en lo institucional, con el apoyo municipal y de patrocinadores, antes y durante el torneo, se vislumbra desde el club como la prueba definitiva de que están preparados para este objetivo. Mientras tanto, la tradicional convivencia posterior puso un bonito colofón al torneo a modo de festejo en familia del buen momento que vive un club con muchas ganas de seguir creciendo.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *