Una denuncia de una vecina de Utrera por falsos pisos de vacaciones causa dos arrestos por estafa

Una denuncia de una vecina de Utrera por falsos pisos de vacaciones causa dos arrestos por estafa

La Guardia Civil de Utrera ha identificado a una madre y un hijo vecinos de la localidad tarraconense de Reus, por 13 presuntas estafas relacionadas con ofertas de alquiler de viviendas de vacaciones inexistentes que ascienden a un total de 3.000 euros en una operación que ha sido conocida como ‘fullsummer’. La identificación por parte de los agentes de Utrera, gracias a la denuncia de una vecina del municipio, desencadenó el arresto de estas dos personas.
Según informa Europa Press, los hechos se remontan al pasado mes de mayo, cuando una vecina informó a la Benemérita de que le habían «estafado» tras insertar un anuncio en un portal de Internet, solicitando una vivienda para vacaciones en la costa de Cádiz por la que pagó 300 euros a modo de señal en una cuenta bancaria que le facilitaron los presuntos estafadores que descubrió finalmente que no existía.
Previamente, los supuestos arrendatarios le enviaron fotografías y contactó con ellos tanto por teléfono como por servicio de mensajería ‘on line’, ‘WhatsApp’, por lo que la oferta le pareció «muy buena». No obstante, la misma mujer descubrió fotos del mismo apartamento en otros anuncios en Internet, aunque «no estaban situados en las playas gaditanas sino en Denia (Alicante) y en otros lugares de la costa nacional».
Por ello, la Guardia Civil de Utrera identificó a un hombre, vecino de Reus (Tarragona), que podría ser responsable del supuesto engaño. El instituto armado descubrió, al menos, 13 casos de estafa similar a la denunciada, cuyas víctimas estaban repartidas por todo el territorio nacional que una vez alertadas por los agentes, denunciaron los hechos.
También, la mayoría de estos nuevos denunciantes afirmaron que ignoraban dicha estafa y alegaron a los agentes que habían «alquilado» dichas viviendas con el mismo ‘modus operandi’ que la primera víctima denunciante, es decir, todas ellas habían contactado por teléfono y ‘WhatsApp’ con el sospechoso, y todas habían recibido similares fotografías e ingresado cantidades en torno a los 300 euros la misma cuenta bancaria en concepto de señal para confirmar el alquiler.
Según ha informado la Guardia Civil, el ahora detenido se ponía en contacto con personas que solicitaban viviendas de vacaciones en un portal de Internet para lo que les facilitaba los datos de una cuenta bancaria perteneciente a su madre, «cooperadora necesaria de la estafa». De este modo, madre e hijo llegaron a estafar más de 3.000 euros, que «pensaban que al tratarse de cantidades no muy elevadas no serían denunciados por sus víctimas y evitarían así la acción de la justicia».
Una vez localizados en Reus, la Guardia Civil detuvo a estas dos personas que responden a las iniciales de, D.S.M. y M.I.M.M., por un presunto delito continuado de estafa.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *