- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Marchena 0-3 Utrera: Los utreranos se llevan con solvencia el «Villa de Marchena»

El conjunto utrerano consigue en la vecina localidad de Marchena su quinto triunfo consecutivo de pretemporada. La goleada (0-3), firmada por Alberto Pozo, Edu Calderón y Juanma Rojas, otorga al C.D. Utrera un nuevo trofeo de verano: el «Villa de Marchena».

Sin apenas 24 horas de descanso desde el anterior compromiso de preparación, la plantilla utrerista no acusó el cansancio sobre el césped del Mariano Pulido de Marchena y sometió desde el primer minuto a su rival, un Marchena Balompié de Tercera Andaluza. Con un Isra imperial en el mediocampo, los utreranos gozaron de un claro del dominio del balón frente a un adversario dedicado a mantener el orden táctico y salir al contragolpe. No obstante, el primero de la noche llegaría en la primera mitad, obra de un enrachado Alberto Pozo, que, aun partiendo desde la banda, cumplía con su cita con el gol al rematar una certera asistencia de Romero desde el lateral.

Tras el descanso y la introducción de numerosos cambios en el once, las ocasiones se multiplicarían para los de Miguel Ángel Montoya en el segundo acto. El desgaste y la lesión de un jugador clave por parte de los locales permitirían a los blanquirrojos ampliar pronto las distancias merced a una magnífica acción individual de Edu Calderón, que ganaba las espaldas de la defensa en velocidad y definía por bajo para hacer el 0-2. El tercero y definitivo, aunque pudieron ser más, llevaba la firma de Juanma Rojas, que sigue reclamando protagonismo en el equipo a base de goles.

Tras los noventa minutos, Pedro Romero recogía como capitán el trofeo que acredita al Club Deportivo Utrera como campeón del «Villa de Marchena». Este triunfo supone el quinto consecutivo para un equipo en clara línea ascendente desde el tropiezo sufrido en Los Palacios. Entre las conclusiones más positivas, los 360 minutos seguidos que acumulan los guardametas Juan Martínez y Joaquín Holgado con su portería a cero y la profundidad de banquillo de la que está haciendo gala la plantilla, capaz de alinear dos onces totalmente distintos y mantener el nivel competitivo pese a la exigencia del calendario de pretemporada.