Utrera cultiva el mejor algodón de España

Utrera cultiva el mejor algodón de España

El mejor algodón de España se encuentra, entre otros lugares, en el término municipal de Utrera. Junto a dichos terrenos, este producto se extiende también por poblaciones como Lebrija, Écija y Los Palacios y Villafranca, copando el 60% de la producción española. Las cooperativas situadas en estas zonas, con el objetivo de poner en valor el magnífico producto que se cultiva, están reclamando un sello de calidad a la Unión Europea (UE) para competir con China, India y Brasil, que usan transgénicos y mano de obra infantil

Según publica ABC de Sevilla, la recomendación que han recibido estos agricultores es que se agrupen en una interprofesional, que integre a los productores, las empresas dedicadas a la elaboración de semillas y las desmotadoras, las industrias que se encargan de la limpieza del algodón en bruto que llega desde las explotaciones agrarias y elaboran la fibra de algodón. Por ello, no descartan la recuperación y el relanzamiento de la antigua Asociación Andaluza del Algodón.

Esta situación se produce porque dicho algodón «ya no puede ser más sostenible y esto lo convierte en una debilidad en el mercado mundial», según comenta el responsable de algodón de cooperativas agroalimentarias de Andalucía, Jesús Valencia. Y es que las medidas que se adoptan para asegurar y potenciar la sostenibilidad de este producto pueden volverse en su contra.

Con esta premisa como base argumental, el sector algodonero sevillano ha encabezado la solicitud en el grupo de diálogo civil sobre asuntos agroalimentarios de la UE (antes comité consultivo) de un sello, etiqueta o marchamo de calidad que permita diferenciar el algodón europeo (España y Grecia) del que se produce en el resto del mundo, principalmente en Estados Unidos, China, India, Brasil y los países de Oriente Próximo.

«Otros países no son tan rigurosos con las normas medioambientales como lo somos en Europa», subraya quien también es el representante a nivel nacional de las cooperativas en el grupo de diálogo civil agroalimentario de la UE.

Valencia asegura que en estos países «permiten variedades de productos fitosanitarios -para el tratamiento de las enfermedades de las plantas- que aquí están prohibidas, muchos utilizan mano de obra infantil en el cultivo y producción de algodón, y prácticamente todos cultivan semillas transgénicas, algo absolutamente prohibido en la Unión Europea».

Además, el algodón producido en las comarcas sevillanas «hace un uso muy eficiente del agua y ha eliminado definitivamente el acolchado de plástico».

Las normas europeas sobre sostenibilidad del cultivo han supuesto una mejora notable en la calidad, pero conllevan inevitablemente el aumento en los costes de producción, lo que lo hace menos competitivo en el mercado internacional.

Así las cosas, un sello, etiqueta o marchamo de calidad para el algodón europeo, y por ende sevillano, puede ser la diferencia entre la desaparición del cultivo y todo el sector de servicios e industrial anexo, y el aumento de las ventas en el mercado internacional, donde existe una clientela deseosa de una fibra de algodón de calidad y producida de forma sostenible «y puede que logremos venderlo con mejor precio», augura el representante de los cooperativistas.

Si el algodón consigue el ansiado sello de calidad, además de ser la primera vez que se concede a un producto no relacionado directamente con la alimentación, implicaría también que los productores podrían acceder a las ayudas para la promoción del cultivo, con lo que las explotaciones algodoneras aumentarían su rentabilidad y se aseguraría su viabilidad.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *