Once años sin cobrar una indemnización por el colapso de los juzgados

Once años sin cobrar una indemnización por el colapso de los juzgados

Por todos es conocida la situación de colapso que padecen los juzgados de Utrera. Además, de vez en cuando se conocen historias que dejan en evidencia el funcionamiento de esta sede judicial. Es el caso de Juan Carretero Gil, un jornalero de 64 años, natural de Algodonales (Cádiz), que quedó tetrapléjico por un accidente de tráfico al chocar contra una mula cuando circulaba junto a Utrera. Tras 11 años de lucha, y debido a este atasco judicial, aún no ha recibido la indemnización que le corresponde, de más de 800.000 euros. Y todo ello, pese a que ya existe una sentencia firme que se la reconoce.

El abogado que está llevando el caso, Fernando Osuna, ha puesto de manifiesto la «desesperada» situación que sufre la víctima. Y es que se encuentra en un estado físico «deplorable por no poder pagar los cuidados necesarios: tiene el cuerpo lleno de llagas, su esófago está deteriorado, el cuerpo amoratado, orina con sondas, el estómago le funciona mal, padece una depresión nerviosa muy grande, defeca con la ayuda de medicamentos, la mayoría de los órganos no le funcionan bien, para bañarlo hay que usar una grúa ortopédica,…».

El enorme retraso que acumula el caso llevó a este ciudadano a iniciar una huelga de hambre, de la que desistió. Además, según el letrado, ha mediado un intento de suicidio y no recibe la atención necesaria. «Su situación se puede solucionar, si el funcionario correspondiente redacta un simple papel, necesario para iniciar la ejecución. Pero el atasco del juzgado de Utrera se lo impide», afirma.

Como esta situación parece no tener fin, ahora van a iniciar una serie de medidas extraordinarias, a modo de presión, para intentar poner fin a esos años de espera. Así, van a pedir una indemnización al ministerio de Justicia, por el funcionamiento anormal de la administración, que es algo que contempla la ley. También está previsto que interpongan un recurso de amparo, al ser vulnerado su derecho a una tutela judicial efectiva y a un proceso sin dilaciones indebidas, como recoge el artículo 24 de la Constitución Española.

Por otro lado, han anunciado una medida «inusual, de emergencia y drástica». En concreto, van a solicitar auxilio judicial a otro juzgado para que lleve a cabo la ejecución de la sentencia, «dado que unos simples trámites, sin dificultad alguna, no son ejecutados por el juzgado de Utrera, por la situación extrema de atasco en el que se encuentra». Pretenden que esta petición la atiendan los juzgados de Dos Hermanas.

A todo esto se une la presentación de una queja ante el Defensor del Pueblo. Además, todos los días del año están presentando un escrito para que se ejecute la sentencia y pueda cobrar la indemnización que le ha sido reconocida en la sentencia.

Finalmente, el aboga pondrá los hechos en conocimiento del Consejo General del Poder Judicial, del decano del Colegio de Abogados de Sevilla, de la consejería de Justicia de la Junta de Andalucía, de las asociaciones y entidades de discapacitados, y de los Ayuntamientos de Utrera y de Algodonales.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *