El C.D. Utrera prepara la «operación retorno»

El C.D. Utrera prepara la «operación retorno»

Tras la brillante consecución del ascenso a Tercera División, el conjunto utrerano ya trabaja en la planificación de la plantilla de la próxima campaña. En ella, el objetivo principal de Miguel Ángel Montoya es recuperar para la ciudad a algunos de los talentos futbolísticos que salieron de Utrera y militan actualmente en categorías superiores.

Más allá de devolver la ciudad a un lugar más acorde a su potencial futbolístico, el ascenso del Club Deportivo Utrera supone una oportunidad de oro de avanzar hacia metas más ambiciosas. Este proyecto, encaminado incluso a pelear por los puestos altos del Grupo X de Tercera, es el que el técnico utrerista está utilizando para convencer a futbolistas locales cuyo regreso daría al equipo un importante salto de calidad. Entre ellos, tres nombres propios: Carlos Valverde, Enrique Carreño y Javi Barranco.

El primero, que acaba de finalizar su tercera temporada en las filas del Cacereño, se formó en las filas del Real Betis y acumula casi una década de experiencia en equipos del Grupo IV de Segunda B. El interior zurdo ya ha manifestado en algunas ocasiones lo apetecible que sería un proyecto «made in Utrera» que reúna a todos los jugadores locales que en su día tuvieron que marcharse. Una propuesta ambiciosa bien podría convencer a Valverde de que estaría mejor en casa goleando a rivales de Tercera que fuera en una categoría superior.

Este mismo argumento emocional es el que el club pretende utilizar con el otro futbolista utrerano que milita en Cáceres, un Enrique Carreño muy ligado también por su familia al C.D. Utrera. El atacante, convertido en todo un «trotamundos» del fútbol, viene de anotar ocho goles decisivos para garantizar la permanencia del Cacereño en Segunda B y podría encontrar en su ciudad la estabilidad que le ha faltado desde que abandonó los escalafones inferiores del Sevilla FC.

El tercero en discordia es Javi Barranco. Formado también en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros, el interior diestro ha discurrido por varios clubes de Segunda B hasta desembarcar en Toledo, donde ha completado recientemente su segunda temporada. Parte importante en un equipo que ha peleado hasta el final por entrar en la fase de ascenso a la Liga Adelante -categoría en la que llegó a debutar con el Sevilla Atlético-, el utrerano sería un futbolista determinante en los esquemas de Montoya en Tercera División.

No cabe duda de que, de llevarse a cabo esta «operación retorno», el C.D. Utrera contaría con un más que ilusionante proyecto de cara a la próxima temporada. Su éxito dependerá de lo hondo que cale el discurso en estos jugadores, que parecen entusiasmados con la idea, pero también de las posibilidades económicas del club, pues fichar a buenos jugadores de Segunda B requiere de un esfuerzo importante para las arcas de un recién ascendido a Tercera.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *