El símbolo de la lucha de Utrera contra la desidia del Huesna vuelve a la vida (GALERÍA Y AUDIO)

El símbolo de la lucha de Utrera contra la desidia del Huesna vuelve a la vida (GALERÍA Y AUDIO)

Ha costado varios años de enfrentamientos y reclamaciones, pero la Casa Surga vuelve poco a poco a la vida. Este destacado monumento se ha convertido en el símbolo de la lucha de la ciudad de Utrera contra la desidia y el abandono por parte de Aguas del Huesna que, durante mucho tiempo, ha ignorado las peticiones de la localidad y no ha cumplido con su obligación.

Los utreranos tienen ahora más cerca este importante edificio, después de que se haya eliminado el apuntalamiento y la maleza que tapaba su fachada, y tras haber acometido una fase de rehabilitación que ha permitido redescubrir parte de este rincón del municipio.

La empresa Estudios y Ejecuciones se ha encargado de acometer el proyecto, con una inversión que ha rondado el medio millón de euros. El alcalde, Francisco Jiménez (PA), ha destacado la «buena obra de restauración realizada», tras la que este «magnífico inmueble pasará a ser titularidad del Ayuntamiento». Hasta ahora estaba en manos del Consorcio del Huesna que, hace casi dos décadas, prometió su rehabilitación para instalar allí la sede central de dicho organismo, perteneciente en su mayoría a la Diputación de Sevilla. Sin embargo, y pese a reiterar su compromiso en 1997, jamás lo materializó.

Ya el pasado jueves, el pleno municipal zanjaba definitivamente el conflicto con el Huesna, después de alcanzar un acuerdo en el que «se ha reconocido la deuda que había con Utrera». Fruto de las negociaciones llevadas a cabo por Jiménez, se ha logrado que la ciudad reciba cuatro millones de euros y la propia Casa Surga.

Durante una visita al edificio, el regidor local recordó que su intención es poner en marcha un concurso de ideas «que pueda mostrar las distintas posibilidades de este magnífico inmueble, y así logremos ponerlo en valor».

Por otro lado, Francisco Jiménez se mostró «muy contento porque en Utrera seamos capaces de recuperar lo que nos hace ser singulares». Así, recordó que en estos años su gobierno ha puesto en valor el antiguo bar Limones (un edificio que llegó a albergar el ayuntamiento hace siglos), hoy reabierto como oficina de turismo; la restauración que está desarrollándose en la casa-palacio de los Cuadra, para que pueda acoger el museo de la ciudad; la rehabilitación de la casa-palacio de los condes de la Maza, actualmente funcionando como biblioteca pública; y este trabajo en torno a la Casa Surga. «Éstas son las cosas que nos hacen sentir orgullosos de nuestro pueblo», afirmó.

Durante la visita, el historiador y técnico municipal de Cultura, Javier Mena, explicó la actuación llevada a cabo en el edificio que, especialmente, se ha centrado en la consolidación de la primera crujía, que es la parte más significativa de la casa. Durante el proceso, se ha revisado la cimentación y se han consolidado las estructuras. Además, el forjado se ha sustituido por vigas de madera; y la cubierta del mirador también es nueva, aunque reproduciendo la que había, con el mismo sistema que tenía. Por otro lado, el resto de muros de que dispone el recinto se han consolidado e impermeabilizado para evitar la caída de lo que resta por ser restaurado.

De igual modo, también hizo un repaso por la historia de la Casa Surga, en torno a la figura de Manuel Fernández Abaúza. Tras su fallecimiento en 1770, quedó en manos de sus hijos, retomándose la construcción hasta 1788, cuando se integra el edificio principal junto a un añadido destinado a la almazara, el molino de aceite y las cuadras. La zona de residencia giraba en torno a un patio principal, mientras al fondo se encontraban las dependencias de tipo agrícola.

En 1974, el inmueble fue catalogado con el mayor grado de protección que podía otorgársele entonces a un edificio de este tipo. Sin embargo, eso no evitó que fuera cayéndose ante el abandono y la falta de interés para lograr su recuperación. Ha sido justo ahora cuando se ha logrado dar el paso adelante y, como consecuencia de la batalla política emprendida hace años por el alcalde, se ha podido consolidar y evitar que continúe su deterioro.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *