Ciudad Jardín 0-1 Utrera: Utrera es de Tercera (GALERÍA)

Ciudad Jardín 0-1 Utrera: Utrera es de Tercera (GALERÍA)

El capitán Juanjo anotó el único tanto del duelo utrerista en Córdoba, que pasará a la historia del club como el lugar en el que reconquistó un hueco en Tercera División. Los de Montoya buscaron la victoria con más fe que el Ciudad Jardín, que ejercía de testigo y anfitrión de la fiesta utrerana el día que firmaba su descenso a Segunda Andaluza.

El partido se jugaba en el I.M.D. Poniente de Córdoba, aunque, por el aspecto de la grada, cualquier despistado podría pensar que estaba en el San Juan Bosco. A falta de un punto para tocar la gloria, la plantilla utrerana, arropada por centenares de seguidores desplazados a la capital cordobesa para vivir de primera mano el sueño del ascenso, no podía fallar. Y no lo hizo.

Ante una serie de problemas logísticos que retrasaron quince minutos el inicio del partido y unos primeros compases de lucha sin cuartel, el conjunto utrerano tuvo que esperar para acabar mostrando sus credenciales. La primera parte, marcada por una intensa disputa de cada balón, no tuvo dominador claro ni ocasiones claras de gol. No en vano, un centro a balón parado de Jesús Cruz que Yoni no acertó a rematar por milímetros fue lo más peligroso del Utrera en los primeros 45 minutos. El sofocante calor cordobés y la lucha sin tregua sobre el césped contribuyeron a formar un partido de fuerte desgaste físico. Prueba de ello fueron los dos cambios por lesión que tuvo que introducir Ariel Montenegro en el cuadro local antes del descanso.

Al inicio del segundo acto, los de Miguel Ángel Montoya parecían decididos a buscar la portería rival moviendo el balón, algo que apenas se había conseguido durante el primer período. Isra y Pozo, los más adelantados en el Utrera, empezaron a entrar más en juego, si bien los principales portadores del peligro utrerano fueron Orozco y Jesús Benítez por las bandas. Y, tras varios avisos, acabó apareciendo Juanjo. Como si un guionista de Hollywood lo hubiera escrito, el veterano capitán del C.D. Utrera recibía el balón dentro del área tras robo y asistencia de Orozco y anotaba el que a la postre acabaría convirtiéndose en el gol del ascenso.

Con media segunda parte aún por delante, el partido cambiaba de guión, pues el Ciudad Jardín se veía obligado a remontar para mantener la categoría. No obstante, los minutos finales fueron de amplio dominio de los utreranos, que demostraron por qué su defensa es la menos goleada de la categoría y no sufrieron en ningún momento por la consecución del objetivo, para la que también habría sido válido un empate. Dosificando los esfuerzos de la plantilla, Montoya daba entrada a Dani Muñiz, Gui Hong, Pedro y Juanma Rojas, que llegó a estrellar un balón al larguero que habría supuesto la sentencia definitiva. Sin embargo, el marcador no volvería a moverse hasta el final del partido, que, con el Utrera matemáticamente ascendido, daba paso a la fiesta sobre el césped.

Nada más producirse el pitido final, centenares de utreranos invadían el césped del Poniente para celebrar el ascenso junto a sus héroes. Miguel Ángel Montoya y Juanjo, visiblemente emocionados, fueron los blancos preferidos de la euforia utrerista, que manteó a dos de los artífices de un logro que la ciudad llevaba esperando dieciséis años. La figura de Juanjo en el gol decisivo fue, además, un guiño a la vieja guardia que tantas veces se quedó a las puertas del objetivo. Acompañado de una nueva e ilusionante generación de futbolistas, el capitán escribe su nombre en letras de oro en la historia del C.D. Utrera. Un equipo que, desde hoy, puede decir por fin que es de Tercera División.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *