Utrera zanja el conflicto con el Huesna y celebra el «triunfo» para la ciudad con el beneficioso acuerdo logrado

Utrera zanja el conflicto con el Huesna y celebra el «triunfo» para la ciudad con el beneficioso acuerdo logrado

El pleno municipal de Utrera puso en valor este jueves el triunfo para la ciudad del acuerdo alcanzado con el Consorcio del Huesna. Tras varios años de lucha con una propuesta encabezada por el alcalde, Francisco Jiménez (PA), finalmente la administración provincial ha tenido que reconocer el abandono al que tenía sometida a esta ciudad, lo que le lleva a entregar cuatro millones de euros a los utreranos, junto a la Casa Surga.

La última sesión plenaria de este mandato sirvió para dejar zanjado un conflicto que se inició en el año 2008. La empresa pública Aguas del Huesna, dependiente de la Diputación de Sevilla, no estaba cumpliendo sus obligaciones con Utrera. Eso motivó una maniobra por parte del alcalde para que se reconociera dicha circunstancia y esta localidad recuperara las importantes inversiones económicas realizadas con fondos propios del Ayuntamiento ante la falta de compromiso del Huesna.

En este sentido, Jiménez quiso «felicitarme y felicitar a los grupos políticos que, desde el primer momento, tuvieron claro que éste era el camino para que el pueblo de Utrera se resarciera de todos los gastos que ha tenido que afrontar». También tuvo palabras de agradecimiento a los técnicos municipales «por los años de trabajo» en torno a este asunto, al tiempo que recordó el acuerdo «nos da la razón».

El punto de inflexión en el conflicto llegó en febrero del año 2012, cuando el pleno municipal aprobó iniciar los trámites para recuperar la gestión del agua y llevarla a cabo desde el propio Ayuntamiento. De esta forma se quería presionar al Consorcio del Huesna, ya que la salida de Utrera de la empresa pública pondría en peligro la continuidad de esta entidad, al ser el municipio de mayor tamaño de cuantos integran la citada empresa. Fue una cuestión que contó con el apoyo del PA, el PP y UPyD, mientras que el PSOE e IU votaron en contra.

En el turno de intervenciones, la portavoz de UPyD, Isabel González, puso en valor la firmeza mostrada en el posicionamiento, que ha logrado que «todos los ciudadanos podamos felicitarnos, porque el acuerdo repercute en el beneficio de la ciudad». Asimismo, recordó que antes de aquel importante pleno «no se había conseguido nada por parte del Huesna» y denunció las «muchas presiones a las que hemos estado sometidos, que yo misma he vivido». Además, afirmó que «no pienso darle las gracias a ninguna administración supramunicipal, porque no se nos ha regalado nada».

Por su parte, el portavoz de IU, Carlos Guirao, valoró este «positivo acuerdo para los utreranos y los intereses del Ayuntamiento», y argumentó que en su día votó en contra «porque se ponía en riesgo a la empresa pública Aguas del Huesna», por lo que esta formación política abogaba por «mantenernos dentro de ella».

La portavoz del PP, Paqui Fuentes, dijo que «había que poner al Huesna en su sitio, y nuestro partido político respaldó esta postura ya que era una decisión en beneficio de Utrera, e hicimos lo que era mejor para nuestro pueblo».

En su turno de palabra, el portavoz del PSOE, José María Villalobos, afirmó que él «apoyaba las reivindicaciones, pero no las formas». Además, se atribuyó parte del mérito de este logro, ya que «he intentado que el asunto llegue a buen puerto desde la responsabilidad que tengo» como diputado provincial. Se mostró «satisfecho por haber alcanzado este final» y dijo que «no pretendo que el alcalde me reconozca nada, porque sé que no lo va a hacer, pero tengo la satisfacción del deber cumplido».

Finalmente, el portavoz del PA, José Hurtado, recordó que «la estrategia para conseguir este beneficioso final la diseñó y la lideró el propio alcalde, como buen jugador de ajedrez». El andalucista recordó que el Huesna «estaba ninguneando permanentemente al Ayuntamiento de Utrera, ya que sólo le interesa nuestra ciudad porque sin ella tendría problemas para subsistir». Así las cosas, destacó que «Utrera sale ganando, porque hemos conseguido un gran triunfo».

El alcalde señaló que el Consorcio del Huesna prometió instalar su sede en la Casa Surga en 1997, «cuando aún gobernaba José Dorado». Sin embargo, dicha institución «nunca mostró interés en materializar ese compromiso, pese incluso a que en el año 2007 lo ratificó». En palabras de Francisco Jiménez, «no es que haya tenido paciencia, es que yo le gano al Santo Job por haberme creído tanto tiempo que administraciones como la Diputación o el Huesna iban a cumplir el acuerdo».

El regidor local recordó que «el PSOE ha tenido casi 20 años para materializar su compromiso», al tiempo que recordó las obras de infraestructuras que ha tenido que asumir el Ayuntamiento de Utrera, pese a no ser de su competencia, como el desvío del arroyo Calzas Anchas.

Por todo ello, el alcalde quiso mostrar su agradecimiento al PA, al PP y a UPyD. «Éste es un triunfo de los que apostamos por Utrera, y hoy cerramos un capítulo que no tendríamos que haber vivido si, sencillamente, Aguas del Huesna hubiera cumplido con su obligación», concluyó.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *