El origen de un nombre

Comparte esta noticia:

La Historia de la Literatura está repleta de anécdotas y curiosidades. Algunas han sido reproducidas hasta la saciedad en libros y revistas mientras que otras, por razones que se me escapan, han pasado inadvertidas para el gran público.

El nombre de Jonathan Swift (1667-1745) va unido de forma indeleble a Los viajes de Gulliver. El escritor irlandés escribió su obra maestra en 1726; lo que muchos no sabréis es que 13 años antes escribió un poema que ha pasado a la Historia, pese a ser desconocido por casi todos: Cadenus and Vanessa (1713).

Os preguntaréis cómo es posible que una obra pase a la Historia siendo tan desconocida. Todo tiene su explicación. Cadenus es el anagrama de Decanus (Decano en español; Swift era deán/decano). Esto no es más que un simpático juego del dublinés, sin la mayor importancia.

Lo verdaderamente interesante llega a continuación. Pasemos a la segunda parte del título del poema: Vanessa. Jonathan Swift quiso hacer referencia con este neologismo a uno de sus amores, Esther Vanhomrigh. Para ello, el irlandés tomó el comienzo del apellido, Van, y un apelativo cariñoso muy utilizado en los países anglosajones para referirse a las mujeres llamadas Esther, Essa.

Lo más curioso de todo esto es que no existen registros anteriores en los que se haga referencia a este nombre de pila, tan popular en el día de hoy. Así pues, podemos afirmar que el nombre de Vanessa fue creado en 1713 por el escritor irlandés Jonathan Swift, con su poema largo Decanus and Vanessa.

Ismael Cabeza

Sobre Ismael Cabeza

Colaboro en diversos espacios culturales y programas de radio. Administro el blog literario "Escritos de un hereje". Hablo de libros y literatura en COPE Utrera, soy miembro del equipo del programa radiofónico "Voces del Misterio" y de la web literaria "Libros Prohibidos". Mi paraíso tiene forma de librería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *