El talento es atractivo

Sentado en mi asiento del segundo anfiteatro de fondo, lugar donde contemplo todos los encuentros que el Real Betis juega como local, era testigo, al igual que los miles allí presentes, de que el plan que diseñó Pepe Mel no estaba surtiendo efecto en el primer tiempo. Ni el inicio con Rubén Castro más pegado al costado izquierdo para que Portillo quedara como enganche (4-2-3-1), ni el plan improvisado de cortar la salida de balón rival con el férreo marcaje de N’Diaye a Raoul Loé.

El Betis no terminaba de dominar el partido: en ataque se encontraba impotente para desnudar el entramado defensivo rojillo y en defensa no mostraba la suficiente seguridad. Algo fallaba y el equipo no conseguía mostrar su mejor cara. No existía una salida fluida, ni conexión en el juego interior, ni desborde y desequilibrio en bandas.

Entonces Pepe Mel lo vio claro: el Betis necesitaba a Dani Ceballos. El de Utrera entró y se hizo notar rápidamente. Partiendo desde el costado izquierdo participaba en la salida del balón y en la creación. Cuando recibía en tres cuartos de de campo, aportaba asociación, verticalidad, claridad de ideas y control del balón. Con ello dio el mando del partido al Betis y las llaves para entrar entre las líneas del Osasuna. El sistema seguía siendo el mismo, pero él cambió el desarrollo y la ejecución.

Con el «46» bético en el campo, el equipo fue otro totalmente distinto, total dominador de la segunda mitad. Cuarenta y cinco minutos del utrerano sobre el césped del Villamarín bastaron para que el Betis ganara, goleara y, lo más importante, afianzara su condición de líder. Los treinta mil béticos allí presentes acabaron disfrutando de un gran tramo de su equipo, ese en el que Dani Ceballos, con su talento y depurada técnica, sacó a relucir su imparable potencial y el de sus compañeros. Tras varios partidos fuera del once, quedó demostrado que el talento es atractivo y que necesita estar siempre presente. Y que, al igual que el futuro, tiene un nombre: Dani Ceballos.

Jared Aguilera

Sobre Jared Aguilera

Licenciado en Traducción e Interpretación. Máster en periodismo deportivo. Dirijo Onda Bética y sigo el deporte local en COPE Utrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *