- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

La lluvia impide el vía crucis exterior del Cristo de los Milagros, pero no resta sobriedad al acto por el interior (GALERÍA)

Cada cuarto viernes de Cuaresma, la hermandad de los Milagros programa los cultos anuales en honor a su titular, así como el vía crucis con la imagen del crucificado. En esta ocasión, este último acto tuvo que celebrarse en el interior de la parroquia de Santa María de la Mesa, debido a las inclemencias meteorológicas.

Con el templo en penumbra, un pequeño cortejo recorrió sus naves, presidiendo esta convocatoria la cruz parroquial de la corporación religiosa. Durante el rezo de las 14 estaciones del vía crucis, la sobriedad fue, como es costumbre, la nota predominante de esta cita cofrade en la que participó un nutrido grupo de personas, que permanecieron en sus asientos participando activamente de las oraciones.

Testigo de cuanto acontecía en Santa María, el Cristo de los Milagros permaneció en el altar mayor del templo, sin que fuera movido por el interior de la parroquia.