La fiscalía acusa a los dos jóvenes de asesinar al indigente «por diversión»

La Fiscalía de Sevilla considera que los dos jóvenes acusados de asesinar a un indigente le dieron una paliza «por diversión». Así lo ha dicho al reiterar su petición de 20 años de cárcel para ambos. Por su parte, los abogados de los dos imputados han vuelto a pedir su libre absolución.

Así, durante la cuarta jornada del juicio con jurado popular que se celebra en la Audiencia Provincial de Sevilla, la fiscal expuso su informe final y se mostró «plenamente» convencida de que los dos procesados asesinaron al indigente, todo ello en base a la prueba practicada a lo largo de la vista oral. Según recoge Europa Press, en primer lugar se refirió a las «variadas» versiones ofrecidas a lo largo del procedimiento por uno de los implicados, quien en su declaración en el juicio admitió que llegó a golpear al fallecido en dos ocasiones con una piedra pero para defenderse y evitar ser agredido por el mismo.

Se trata de una versión que «no se sostiene por ninguna parte», según la fiscal, quien negó que el imputado actuara en legítima defensa, pues el indigente «no le llegó ni a arañar» ni a hacerle «un sólo rasguño». «No hubo ninguna pelea, no fue en legítima defensa», subrayó.

«Nada de lo que dice es verdad», afirmó la representante del ministerio público, que ironizó diciendo que el acusado «no le dice la verdad ni al médico», punto en el que añadió que este joven «ha cumplido como un caballero el pacto» con el otro imputado, exculpándolo de la muerte del indigente.

La fiscal incidió en esa «persistencia» del acusado en exculpar a su amigo, cuya defensa «irá por el camino de que no hay prueba de que estuviera» en el Camino del Zarate, donde ocurrieron los hechos. Y todo ello pese a que «había más de una persona en ese crimen, y él estaba allí», defendió aludiendo en este punto al hecho de que la víctima dijera frases como «irse de aquí que me vais a matar».

Al hilo, aseguró que está convencida de que el segundo de los imputados participó en el crimen a pesar de que «no tengo pruebas de que lo apedreara o le propinara puñetazos». «Los dos acusados estaban allí y colaboraron» en la muerte del indigente.

«Fueron a reírse y a mofarse de la víctima, como en otras ocasiones, y se les fue de las manos», puso de manifiesto la fiscal. Asimismo, aludió al informe de los médicos forenses que practicaron la autopsia al cadáver, un informe «esclarecedor» y que concluye que la víctima «era un Cristo» y «reventó por dentro», pues murió de un golpe «directo» en el abdomen propinado con un objeto contuso que le provocó una peritonitis postraumática y la pérdida de 1,1 litros de sangre, así como la fractura de seis costillas.

A su juicio, «queda claro que no fueron dos golpes de piedra», a lo que se suma que «no era la primera vez que iban» a por el indigente, pues ése «era su divertimento» y le mataron «sin ningún tipo de motivo y sin arrepentirse» de ello posteriormente. «Le quitaron la vida de una forma brutal», por lo que «no me da pena» de los acusados y sí del indigente, quien «no se ha buscado su muerte», concluyó la fiscal en su informe final.

El próximo martes, la magistrada-presidente entregará a los miembros del jurado el objeto del veredicto, tras lo que se retirarán a deliberar antes de hacer público el veredicto.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *