La crónica polideportiva deja un regusto agridulce

El doblete de victorias logrado el sábado por los dos equipos utreranos de fútbol sala –por primera vez en la temporada– fue la nota positiva de un fin de semana en el que el sabor amargo de la dura derrota del BM Utrera en casa ante el Maracena impide que la felicidad sea completa más allá del fútbol y el baloncesto en nuestra localidad.

A las 4 de la tarde del sábado, saltaban a sus respectivas canchas San Joaquín y Las Torres. En casa lo hacían los verdiblancos, que recibían al Peña Bética Alfil de Carmona con la intención de volver a ganar tras dos jornadas seguidas sin hacerlo. En un partido muy igualado, el intercambio de golpes fue constante entre dos equipos que no lograban ampliar distancias en ningún momento. Con un favorable 3-2 al descanso, los utreranos se dejaban remontar para luego devolver el luminoso con dos goles que ponían el luminoso 5-4 mediada la segunda mitad. Aunque el empate carmonense, a falta de poco más de un minuto, parecía definitivo, el Pepe Álvarez estallaba de júbilo con un último gol de Diego que aseguraba el triunfo local cuando quedaban segundos.

A la misma hora jugaban su partido en Pedrera los futbolistas del C.D. Las Torres Utrera 08. El partido, que llegaba al descanso con un todavía ajustado 0-1, se convertiría en una auténtica exhibición de los utreranos en el segundo acto. Tres goles seguidos de Chino, que ya había hecho el primero, dejaban el marcador provisional en 0-4 cuando los pedrereños, ya sin tiempo, acortaban distancias. Otro gol de Chino, que acababa con cinco en su cuenta particular y ya es el tercer máximo goleador de la categoría (24), sumado a otro de Emilio y un segundo tanto visitante permitían a los de Manuel Marín sumar el segundo triunfo consecutivo (2-6) de un equipo cuyo crecimiento, en las últimas semanas, está siendo espectacular.

La nota discordante la puso el BM Utrera, que iniciaba con mal pie su andadura en la segunda fase del campeonato. Las pocas opciones con las que ya contaban los de Alfredo Muñoz terminaron por desvanecerse en un partido donde las bajas pudieron más que la ganas por hacer un buen papel y que acabó con un desastroso (21-38). A siete puntos del ascenso con solo diez en juego, los utreranos dan ya por imposible la proeza y centran sus esfuerzos en la próxima temporada.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *