- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

EL DESTINO DE JÚPITER (Jupiter Ascending)

USA 2015 127 min.

Guión y dirección Andy y Lana Wachowski Fotografía John Toll Música Michael Giacchino Intérpretes Mila Kunis, Channing Tatum, Eddie Redmayne, Sean Bean, Douglas Booth, Tuppence Middleton, Doona Bae, Vanessa Kirby, Jo Osmond, Christina Cole, Spencer Wilding

Los hermano y hermana Wachowski (Hermanos Wachowski antes de que Larry se convirtiera en Lana) revolucionaron la ciencia ficción con la trilogía Matrix, tras escribir el guión de la inefable Asesinos y debutar en la dirección con el interesante thriller de tintes eróticos Bound (aquí Lazos ardientes). Después cosecharían un discreto éxito con el guión de V de Vendetta para posteriormente ir viendo cómo su estrella se iba desvaneciendo progresivamente con fracasos como la colorista Speed Racer y la ambiciosa El atlas de las nubes. Su propuesta más reciente es este espectacular viaje por un universo de cómic que a la vista de sus evidentes referencias, que van de las entregas más recientes de La guerra de las galaxias a Star Trek, pasando por Flash Gordon, Barbarella, Señales y Parque Jurásico, parece querer erigirse en madre de todas las películas del género. Por otro lado pretende también convertirse en un cuento de hadas de estética machista disfrazada de sensibilidad femenina, pero lo cierto es que su pobreza dramática y la acumulación de diseño y acción la convierten en un producto indigesto, ciertamente vistoso, sazonado con un atractivo reparto en el que sobresalen un apolíneo Channing Tatum del que los Wachowski aprovechan descaradamente su fornido físico, una hermosa Mila Kunis, la Júpiter protagonista cuyo perfil se antoja el de una Cenicienta atravesando galaxias con una facilidad portentosamente infantil; y Eddie Redmayne, de moda gracias a su interpretación de Stephen Hawking en La teoría del todo, y cuya difícil fisonomía le pone fácil incorporar personajes tan extremos como este Darth Vader sin máscara. Vistosa y espectacular, incluido ese Guggenheim de Bilbao camuflado para la ocasión como la Plaza de España lo fue en El ataque de los clones, pero poco o nada más que puro disparate y argumento de pacotilla.