¿Cómo elegir una bañera para bebé?

¿Cómo elegir una bañera para bebé?

El baño es un momento privilegiado entre tú y tu bebé. Pero para que siga siendo un momento de relax y placer, hay que encontrar la bañera adecuada: aquella en la que tu hijo esté a gusto, cómodamente sentado, adaptándose a las limitaciones de espacio del baño. Entonces, ¿a dónde acudir? Puedes acudir a un sitio de comparativas como mejorescomparativas.es y elegir el tipo de bañera que más se adapte a tus necesidades: Silla rígida, combinada, plegable o de baño: descubra las especificidades de cada baño para ayudarlo en su elección.

¿Qué tipo de bañera para bebé elegir?

Para elegir una bañera de bebé, es importante conocer todos los modelos existentes y sus especificidades. Resumen de las soluciones disponibles para bañar a su hijo. 

La bañera rígida

La bañera rígida y tradicional es una apuesta segura para acompañar a tu hijo en su baño, desde el nacimiento hasta los 24 meses. Sin duda es la bañera más utilizada por los padres porque resulta práctica, sobre todo si tienes un baño pequeño. Versátil y económico, suele tener un lateral ligeramente inclinado para que puedas instalar al bebé lo más cómodamente posible para disfrutar de su baño.

Cabe señalar que existen los llamados modelos «escalables» que acompañan el crecimiento del bebé desde el nacimiento, adaptándose a su tamaño y edad.

Solo la bañera rígida se puede colocar donde quieras, por ejemplo, en tu propia bañera. Eso sí, ten cuidado, dependiendo del lugar que elijas, es posible que tengas que agacharte y adoptar una posición incómoda para bañar a tu pequeño. Para superar este problema, puedes elegir un soporte de bañera o una bañera con arcos.

Los arcos le permitirán colocar la bañera del bebé sobre la suya. Importante ahorro de espacio y, en caso de salpicaduras, el agua fluirá hacia su instalación de baño. Sin embargo, aún tendrá que agacharse un poco. Cuidado con el dolor de espalda.

El soporte de baño se apoya en grandes patas plegables. Muy fáciles de guardar, te permiten elevar la bañera del bebé a tu altura y así bañar a tu hijo de pie. Pero por si acaso, ¡cuidado con las salpicaduras!

La silla de baño

También llamado sillón reclinable de baño, el sillón de baño es una buena alternativa a la bañera rígida, especialmente para los recién nacidos. Además, estos modelos ocupan muy poco espacio y además son económicos. Las sillas de baño te ayudarán a sostener el cuerpo del bebé mientras lo bañas. Tu pequeño estará cómodamente tumbado en su tumbona para disfrutar de este momento de relax.

La bañera combinada

Este tipo de bañera para bebés es especialmente ingeniosa, ya que combina las funciones de bañera y cambiador. Las maniobras para pasar de un uso a otro son muy sencillas. Sobre todo, el baño combinado te ofrece la posibilidad de tener todos los elementos imprescindibles para el aseo y el cambio al alcance de tu mano, simplificando enormemente tu vida. Después del baño, por lo tanto, es muy fácil secar y luego vestir al bebé sin tener que moverse. Sin embargo, es recomendable tener un baño grande para acomodar esta estructura tan práctica.

La bañera hinchable

Si no se recomienda para el uso diario -la piel del bebé es frágil-, la bañera hinchable sigue siendo una buena compañera para acompañarte de viaje. Desinflado, cabe en un kit de viaje, lo que lo hace extremadamente fácil de transportar. La única limitación: la necesidad de inflarlo y desinflarlo cada vez que lo use.

La bañera plegable

Al igual que la versión hinchable, la bañera plegable para bebé se recomienda para un uso ocasional, durante las vacaciones o cuando se viaja. Pero puede encontrar su lugar en un baño muy pequeño. Plegable de forma muy sencilla, se puede guardar fácilmente ocupando el mínimo espacio.

El anillo de baño

Por último, si el bebé logra sentarse solo, puedes optar por un anillo de baño. Este asiento ergonómico le permitirá a su hijo estar bien apoyado, dejándole la suficiente libertad de movimiento para que pueda jugar y disfrutar plenamente de su baño.

Algunos flotadores tienen:

  • un respaldo y un asiento antideslizantes
  • pequeños juegos incorporados en la barra antivuelco
  • una almohadilla de juego extraíble
  • un termómetro incorporado

¿Qué complementos acompañar a la bañera del bebé?

Tras elegir una bañera para bebé, puedes proporcionarle algunos complementos de baño para que ese momento de relax se desarrolle en las mejores condiciones. Empezando por el termómetro: te permitirá asegurarte de que el agua del baño del bebé esté entre 35 y 37 °C, la temperatura ideal para tu hijo. Como recordatorio, el nivel del agua debe llegar a las caderas del bebé y no sobrepasar el ombligo.

Jabón, champú, toallita, toalla, albornoz: procura tener a mano todo lo necesario para el baño y salir del agua. Por lo tanto, no tendrá que alejarse, ni siquiera por un corto tiempo, mientras su hijo está en el baño.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.