La casa de los Román Meléndez, una pequeña joya en el centro de Utrera

La casa de los Román Meléndez, una pequeña joya en el centro de Utrera

En pleno corazón de Utrera, en la calle tradicionalmente conocida con el nombre de «Cazorla» (actualmente calle Román Meléndez), emparedada por las edificaciones colindantes que pueden provocar que pasemos por su puerta casi sin darnos cuenta, se encuentra una de las mejores muestras existentes en Utrera de la arquitectura civil del siglo XVIII. Se trata del inmueble conocido como «Casa de los Román Meléndez», un lugar que sirve para conectar directamente con la vida de una de las personalidades más curiosas que ha dado Utrera.

Una inscripción en la parte superior de la puerta de entrada indica que la construcción fue edificada en el año 1730, y como señala el investigador utrerano Antonio Cabrera, «casi al 100% podemos estar seguros que la casa la construyó Pedro Román Meléndez». Este utrerano ha pasado a la historia de la localidad principalmente por ser el creador de la obra literaria «Epílogo de Utrera», pero este libro no es más que una de las muchas cosas que hizo en su vida.

Quizás lo más interesante se encuentre por tanto en la fachada de la casa, donde podemos encontrar en la parte superior del balcón que se encuentra encima de la puerta principal, el escudo de armas de la familia Román Meléndez. Algo que podemos comprobar gracias a que es el mismo que se encuentra en la capilla de Santa Ana en la parroquia de Santiago, donde están enterrados algunos miembros de la familia.

Justo en el dintel de la puerta encontramos otro bello escudo, donde sobresale una cruz y una inscripción latina, que muchos han interpretado como un símbolo de la Inquisición. La inscripción en latín es una cita del Gálatas, que viene a decir lo siguiente: «no me libre de gloriarme sino en la cruz». «Es un lema de una persona muy religiosa como Pedro Román Meléndez, el emblema de este utrerano que fue extraordinariamente culto, donde se puede comprobar la influencia que tuvieron en su formación los jesuitas», explica Cabrera. Por tanto, es en la propia fachada donde todavía hoy, después del paso de casi tres siglos, donde podemos rastrear los elementos más importantes de esta vivienda.

El personaje que da nombre a esta casa nació en el año 1675 y murió a la edad de 88 años en 1764, después de una prolífica vida que se desarrolló principalmente en Sevilla. Después de realizar una incursión en la carrera militar y estudiar Derecho, entra en contacto con la vida eclesiástica, donde tuvo una destacada trayectoria, ya que fue canónigo en la Catedral de Sevilla, juez, vicario general y mano derecha de tres arzobispos distintos. Una persona muy culta que desempeñó por tanto importantes cargos y que erigió la capilla de Santa Ana en la iglesia de Santiago, donde incluso legó importantes elementos como un copón de oro.

En 1730 ve la luz su obra «Epílogo de Utrera, sus grandezas y hazañas gloriosas de sus hijos», una obra de corte histórico en la que trata de realizar una radiografía minuciosa de su localidad, siguiendo muy de cerca las enseñanzas dejadas por Rodrigo Caro. Curiosamente el mismo año en el que ve la luz esta obra literaria, es el momento en el que se construyó la «Casa de los Román Meléndez».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Un comentario en “La casa de los Román Meléndez, una pequeña joya en el centro de Utrera

  1. Pedro G dice:

    Creo que están esperando a que se caiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *