Madre e hija, unidas por las saetas en Utrera

Madre e hija, unidas por las saetas en Utrera

Desde hace tres años, una tradición tan propia de la Semana Santa en estas latitudes como es la saeta está encontrando nuevos valores e intérpretes gracias a la escuela de saetas «Ciudad de Utrera», que impulsa la concejalía de Cultura y que dirige la saetera Consolación García Segovia. Una propuesta que cuenta en la actualidad con un grupo muy diverso de alumnos, hasta el punto de que incluso se da la curiosa circunstancia de que una madre y una hija están compartiendo aula y conociendo juntas los secretos de esta tradición.

«Desde muy pequeña escuchaba a mi padre cantar saetas y aprender a cantarlas era un sueño que tenía desde hacía muchísimos años. Por eso cuando vi a través de las redes sociales que se ponía en marcha esta escuela, no me lo pensé», comenta Sofía Fernández -la madre-, quien está cursando su segundo año en la escuela de saetas, y quien casi sin querer despertó la curiosidad de su hija por esta forma tan andaluza de rezarle a las  principales devociones.

Sofía Montesinos tiene sólo 11 años, y cuando vio cómo su madre ensayaba los conocimientos que iba aprendiendo en la escuela, asegura que le dijo que «me quería apuntar también, aunque ella me dijo que era muy pequeña, pero me grabé cantando, se lo enseñé y al final la pude convencer. Ahora estoy disfrutando de una experiencia muy bonita y aprendiendo mucho».

El asunto se complica aún más porque, como se suele decir, «de casta le viene al galgo», y nos encontramos ante una familia unida por el mundo de la saeta, porque otro de los hijos de Sofía también estuvo formando parte de la escuela de saetas durante unas semanas, aunque al final su madre asegura que «le ha terminado tirando más el deporte, concretamente el fútbol».

En cualquier caso, las dos están viviendo una experiencia inolvidable gracias a esta iniciativa, y ya han tenido la oportunidad de cantar en varios de los actos en los que la escuela ha participado a lo largo de la Cuaresma. Sofía Montesinos destaca que lo que más le gusta de la experiencia es «el compañerismo que hay en la escuela, donde todos te apoyan mucho y te animan», mientras que tiene claro que de momento la saeta que más le gusta es «la seguiriya con cambio al martinete». Sorprende la madurez que demuestra para una niña de su edad, cuando explica que «he aprendido muchas cosas, no sabía que una saeta era así y había que tenerle tanto respeto».

Su madre, por su parte, ha hecho realidad el sueño de cantar saetas que tenía desde que escuchaba cantarlas a su padre, asegurando que «antes cantaba sin conocimiento, no tenía ni idea de lo que era la métrica, ahora sé lo que estoy haciendo». Con respecto a compartir la clase con su hija, Sofía apunta entre risas que, cuando participan en un acto, «ahora tengo un doble sufrimiento, por mí y por mi hija».

Gracias al trabajo que está llevando a cabo la escuela de saetas, se está posibilitando la superveniencia en Utrera de una tradición tan ligada a la tierra como son las saetas, en una iniciativa en la que Consolación García Segovia está llevando a cabo también una destacada labor de recuperación de estilos y tipos de saetas que poco a poco han ido casi desapareciendo o cayendo en desuso. Está tratando de enseñar a sus alumnos todos los estilos que han sido propios de Utrera, incluso algunos que ya son casi imposibles de escuchar en la actualidad.

Una escuela de saetas que ha calado en la localidad. Y es que, como explica la propia directora, «la verdad es que parecía una locura cuando empezó y ahora ya es una realidad bastante palpable y gracias a Dios está dando muchos frutos. Tenía un poco de miedo y de incertidumbre, porque la gente no sabe si se puede aprender a cantar saetas. Yo siempre digo que el saetero nace y hay que ir ayudándolo a despertar poco a poco».

Historias como las de esta madre y esta hija, unidas por la tradición y por las ganas de aprender algo tan difícil como es la saeta, son las que en definitiva aseguran la continuidad de tradiciones tan ligadas al mundo cofrade utrerano.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *