«Tengo un reto: volver a estar como antes de la lesión»

«Tengo un reto: volver a estar como antes de la lesión»

Sin duda alguna la rotura del ligamento cruzado anterior es una de las lesiones más temidas por los profesionales del fútbol. Una lesión que obligado al utrerano Carlos Valverde a pasar por el quirófano y que le mantendrá alejado no solo de los terrenos de juego, sino de la dinámica del equipo un mínimo de seis meses. El utrerano, que milita en el Extremadura UD, despidió la temporada el pasado mes de diciembre en su mejor momento, tras confirmase su rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y también el menisco interno. «Lo peor de esta lesión es el tiempo, es una lesión larga y lenta», explica el utrerano.

El futbolista se lesionó en el partido de liga disputado el pasado 16 de diciembre ante el Nástic, a los seis minutos, en una jugada fortuita. Cuenta que «el rival cayó encima de la rodilla, intenté seguir y noté un crujido. En ese momento supe que algo grave pasaba». Una baja importante para el equipo azulgrana, ya que Valverde era uno de los jugadores con más minutos disputados desde que comenzó la temporada.

En concreto, había participado en 17 de las 18 jornadas disputadas y su única ausencia hasta el momento se había debido a una sanción por acumulación de tarjetas, marcando un tanto, de penalti, ante el Elche.

Tras confirmarse la gravedad de la lesión, el club automáticamente decidió renovar un año más al jugador que terminaba contrato esta temporada. Desde el principio, el futbolista tuvo palabras de agradecimiento por el gesto que tuvo el club, que «me ha dado lo más importante de mi carrera».

Fue el propio presidente, tras el contratiempo deportivo, el que se puso en contacto con el utrerano para confirmarle que seguiría vinculado a la entidad deportiva. «Me esperaba la decisión que tomó el club, un club humilde, formado por buenas personas con el que ya antes de la lesión habíamos contactado para renovar un año más», afirma Valverde. Una llamada que transmitía tranquilidad al jugador, que asegura que, «si rescindo contrato y no juego la segunda vuelta ni un partido debido a la lesión, encontrar otro club hubiera sido difícil».

Además de recibir muchas muestras de cariño de amigos y compañeros, «que te da una fuerza increíble», desde un primer momento se dirigió a los aficionados que le mostraron su apoyo y a la plantilla: «con el trabajo diario van a conseguir el objetivo que está marcado». Tras pasar por quirófano en la ciudad de Badajoz, a principios del mes de enero, el jugador sigue con la rodilla inmovilizada en reposo absoluto, a la espera de iniciar el proceso de recuperación. «Ha sido un duro golpe, pero ahora solo pienso en recuperarme y quedar lo mejor posible. Y, la verdad, anímicamente cada vez me encuentro mejor», reconoce, al tiempo que explica que «la lesión es larga y tengo que tener paciencia que es lo más difícil».

Después tocará afrontar la parte más complicada, enfrentándose a varios meses de rehabilitación, con interminables sesiones de fisioterapia, y gimnasio con la única compañía de los médicos del club.

Ya ha pasado un año y medio desde que el futbolista aterrizara en tierras extremeñas, un período en el que ha vivido lo mejor y lo peor de este deporte. El pasado mes de junio, Carlos Valverde lograba el ascenso a Segunda División tras disputar la eliminatoria final ante el Cartagena. La primera vez que este utrerano consiguió ascender a la liga de plata, aunque ya en la temporada 2016/2017 disputó sin suerte los play off de ascenso con el Villanovense.

Ahora vive la peor cara, un jugador que nunca había sufrido una lesión en toda su trayectoria deportiva a excepción de algún esguince y contractura. A sus 33 años, el jugador espera que la edad y la lesión no sea un hándicap para volver a la competición profesional: «me he marcado el reto de volver a estar como antes de la lesión».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *