Fallece Diego Jiménez Núñez, cofundador y hermano más antiguo de Los Gitanos

Fallece Diego Jiménez Núñez, cofundador y hermano más antiguo de Los Gitanos

El mundo cofrade utrerano se ha despertado este miércoles de luto. La hermandad de los Gitanos ha perdido a uno de sus cofundadores, a Diego Jiménez Núñez, quien actualmente era el hermano más antiguo de la cofradía de la Madrugá.

El «chacho Diego», como era conocido, ha fallecido a los 94 años de edad. El velatorio se desarrolla en el tanatorio de Utrera, mientras por el funeral tendrá lugar este jueves en la parroquia de Santiago el Mayor, a las 11.00 horas

Diego Jiménez fue uno de esos hombres que, prácticamente desde el principio, contribuyeron de manera crucial para que un colectivo tan determinante en Utrera, como son los gitanos, tuviera una hermandad que pudiera representar su forma tan personal de entender la religiosidad.

La cofradía se fundó en 1956, realizando su primera estación de penitencia en la Semana Santa de 1957, solo con el Cristo de la Buena Muerte, que recibía culto en la parroquia de Santiago el Mayor. No fue hasta 1958 cuando salió por primera vez la Virgen de la Esperanza, en este caso sin palio.

En este momento es precisamente donde entra en acción Diego Jiménez. La imagen de esta dolorosa era propiedad de un anticuario afincado en la localidad, llamado Guillermo Barbosa. Desde la primera vez que Diego la vio en su taller, se enamoró y desde entonces no paró hasta que consiguió que la Virgen fuera donada por el propio anticuario a la hermandad, iniciándose una bella historia. Una imagen que había sido tallada por el jerezano José Moreno Alonso y que posteriormente fue restaurada por Luis Álvarez Duarte en 1971.

Desde entonces los destinos de este utrerano se unieron para siempre con la imagen de la Virgen de la Esperanza. De hecho, uno de los momentos más emotivos del recorrido de esta hermandad era precisamente el paso del cortejo por la calle Alcalde Vicente Giráldez, en la que vivía Diego, donde el utrerano solía salir a la puerta a dedicarle unos cariñosos versos a la Virgen, recordando el día en el que se unieron para siempre sus caminos.

Como muchos gitanos de Utrera, Diego trabajó en el matadero de Utrera, regentando también durante dos décadas un puesto de carne, aunque su vida no puede realmente entenderse sin su vinculación a la hermandad de los Gitanos, en la que se ha vestido de nazareno durante muchos años.

Su aportación fue también fundamental para la consolidación del Potaje Gitano. La labor de Diego, junto con otros compañeros, era la de contratar a los artistas que debían formar parte del cartel de dicho festival flamenco, por lo que viajó a Madrid en varias ocasiones para entablar contacto con artistas de la talla de Manolo Caracol o Lola Flores. También fue fundamental su trabajo para la organización del famoso festival taurino de Los Gitanos, en el que durante muchos años participaron destacadas figuras del toreo.

Su casa es un pequeño museo donde en todos los rincones guardaba sus recuerdos en forma de fotografías, en las que aparece junto a toreros como Curro Romero o cantaores como Pansequito. Su favorita, una en la que consiguió que se arrancara por bulerías el torero Pepe Luis Vázquez.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *