La historia de superación del utrerano Ubaldo Muñoz: «el ciclismo me ha enseñado que no hay límites»

La historia de superación del utrerano Ubaldo Muñoz: «el ciclismo me ha enseñado que no hay límites»

El utrerano Ubaldo Muñoz, que compite en ciclismo adaptado, acaba de cerrar una gran temporada en la que ha conseguido la cuarta posición en su primer año de participación en la Copa de España. Un deportista que guarda una inspiradora historia de superación y sacrificio, la que cuenta cómo ha logrado vencer una situación complicada canalizando su energía a través del deporte.

En 2009 tuvo que reinventar su vida tras sufrir un accidente de tráfico. Tras estar dos meses en la UCI y pasar seis veces por quirófano, se despertó «perdido» con una dismetría en la pierna de dos centímetros y movilidad reducida en el brazo derecho.

Un duro revés que le llevó a practicar deporte como terapia a sus lesiones. Así fue su llegada al ciclismo, por casualidad: atraído por los beneficios que le reportaba a su salud. Al principio practicó ciclismo de montaña, más tarde de carretera, y después llegó a la competición impulsado por su amigo, Raúl Nieto.

Tenaz en sus pretensiones, Ubaldo empezó a competir de manera regular, y el deporte de las dos ruedas se convirtió en su vía de escape. Ya lo dijo Albert Einstein: «hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica. La voluntad». Esta cita describe la trayectoria de los deportistas con discapacidad que se imponen a la adversidad con grandes dosis de esfuerzo y espíritu de lucha. Para Ubaldo el ciclismo ha sido una importante herramienta a nivel físico y mental, «he experimentado una mejoría abismal, el ciclismo me ha ayudado mucho en ese sentido», además de recuperar lo perdido en la carretera «gracias al ciclismo he vuelto a vivir y a sentirme realizado».

Este vendedor de la ONCE, que reparte ilusión en la plaza del Altozano, participa en la categoría MC5, en la que todos sus corredores tienen movilidad reducida. A primera vista no se le percibe ninguna minusvalía, sus movimientos y coordinación sobre la bicicleta son perfectos, «la gente me pregunta qué tipo de discapacidad tengo para correr en ciclismo adaptado porque no se aprecia».

Recientemente cerraba la temporada con el Club Deportivo Teambike Utrera con un palmarés de cuatro podios. En Cheste (Valencia) obtuvo la quinta posición. En Zarautz (Guipúzcoa) fue tercero en la contrarreloj y segundo en la prueba. Volvería a subir al pódium en Mazarrón (Murcia), consiguiendo la tercera plaza y en Águilas (Murcia) por primera vez consiguió la victoria en su categoría. Un importante triunfo en Copa de España. «Con esta victoria me di cuenta de lo que era capaz de conseguir».

En su última carrera en la localidad extremeña de Badajoz, se le escapó por milésimas el podio de la general pero logró el cuarto puesto en su primer año de competición de la Copa de España. Una temporada que demuestra que la perseverancia convierte sueños en triunfos y que la ilusión y el afán de superación no conocen límites ni barreras.

Practica dos horas de ciclismo diario de lunes a viernes, una media de 60 kilómetros. El fin de semana, la dinámica de entrenamiento es más extensa en la que fácilmente puede alcanzar los 160 kilómetros: «intento superarme día a día».

Actualmente afronta retos con su nuevo Club «A Jierro-Sirocco Bike», en una apuesta muy fuerte por el ciclismo adaptado, «equipo con el que voy a intentar dejar esta temporada a Utrera en lo más alto del campeonato de España».

Así es el retrato de la voluntad de este utrerano, que siente el ciclismo como «una motivación». Un cóctel de sacrificio, superación y satisfacción que le ha servido para «aprender que no hay límites». Una historia de superación que muestra cómo la práctica deportiva contribuye a pasar por encima de las barreras, convirtiéndose en un impulso para seguir adelante.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *