Sin rastro del anciano de El Palmar de Troya desaparecido desde el pasado 25 de octubre

Sin rastro del anciano de El Palmar de Troya desaparecido desde el pasado 25 de octubre

Juan Mariscal Román, de 84 años, es un vecino de la entidad local autónoma de El Palmar de Troya que se encuentra desaparecido desde el pasado 25 de octubre. Fue cuando se marchó de una residencia de mayores situada en Sacramento, una pedanía de Las Cabezas de San Juan. Sin embargo, a pesar de los días transcurridos desde entonces, aún no ha sido localizado.

Participantes en la búsqueda con parapentes

El director de la residencia «San Juan Bautista», Cristóbal Puerto, ha explicado a Utrera Digital que «desgraciadamente no tenemos ninguna novedad. No nos explicamos dónde puede encontrarse, y estamos desesperados porque no sabemos ya dónde más buscar». Y es que en estos últimos días se ha rastreado por muchos kilómetros en torno a esas instalaciones, sin haber hallado ningún indicio que lleve al paradero de este palmareño.

El dispositivo de búsqueda, coordinado por la Guardia Civil, se ha realizado a pie, con motos, con vehículos 4×4, con la presencia de perros, mediante la visión que ofrecen drones, en helicóptero, e incluso gracias al vuelo de parapentes. Ésta ha sido una de las últimas acciones llevadas a cabo, con varias personas llegadas desde Granada, Cádiz, Chiclana y Los Molares, para otear los alrededores de El Palmar de Troya con el objetivo de encontrar a Juan. Así las cosas, el director de la residencia considera que es «casi imposible que se encuentre en torno a esta zona, porque se ha rastreado con numerosas posibilidades».

Cristóbal Puerto ha comentado que la desaparición se produjo en la tarde del 25 de octubre, cuando el anciano aprovechó que la puerta del edificio estaba abierta debido a unos trabajos que estaban ejecutándose. «Nos dimos cuenta apenas unos pocos minutos después y desde entonces lo estamos buscando. Es muy raro que alguien de su edad desaparezca tan rápidamente andando, y que no se encuentren pistas. Pensamos incluso que alguien haya podido subirlo en un coche».

El hombre, en el momento de la desaparición, vestía un polo de color marrón claro por delante y oscuro por la parte trasera, pantalón marrón oscuro y zapatillas grises, y «no portaba dinero». Según ha explicado Puerto, «este hombre llevaba dos meses viviendo con nosotros en la residencia. Según me ha explicado la familia, anteriormente ya se había perdido en alguna otra ocasión, pero siempre había sido localizado poco después».

Esta residencia de mayores cuenta con más de 20 años de experiencia en el cuidado de ancianos. En todo este tiempo «nunca nos había sucedido algo así».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *