La biblioteca cumple una década al servicio de la cultura en Utrera

La biblioteca cumple una década al servicio de la cultura en Utrera

La biblioteca municipal de Utrera está de celebración. Este mes de julio se conmemora el décimo aniversario de la inauguración del actual recinto de la calle Álvarez Quintero, un edificio que marcó un antes y un después en el aspecto cultural de la localidad.

Durante años, Utrera no dispuso de una biblioteca propiamente dicha, más allá de alguna pequeña sala en la que se guardaban algunos títulos, hasta que en julio de 1988 abría sus puertas la biblioteca municipal «Catalina de Perea», en las instalaciones del Hospital de la Santa Resurrección. Pronto este lugar se quedó también pequeño, mostró problemas de espacio y acabó casi relegado a ser una simple sala de estudios. Hace justo una década, el 4 de julio de 2008, Utrera daba un paso de gigante gracias a la apertura de la nueva biblioteca, en un inmueble con unas posibilidades de espacio nunca experimentadas anteriormente y que se ha convertido en el templo de los lectores de todas las edades, siendo al mismo tiempo una infraestructura viva, donde no faltan todo tipo de propuestas.

La mejora del espacio trajo consigo un aumento de 1.362 socios en sólo un año, mientras que actualmente la biblioteca cuenta con más de 26.000 socios, una cifra muy importante en una localidad como Utrera que roza los 53.000 habitantes. «La gente en Utrera lee más de lo que creemos. Además, hemos percibido en los últimos años cómo la literatura le ha ido ganando terreno claramente a los materiales audiovisuales que también tenemos en la biblioteca», comenta Paqui Peña, una de los cinco trabajadores que son la cara diaria de esta infraestructura y que de manera apasionada comparten con todos los usuarios su amor por las letras.

Hace una década la biblioteca dio un tremendo salto de calidad, pero no solo gracias a disponer de más libros -el Ayuntamiento de Utrera invierte de manera anual 8.000 euros en la adquisición de nuevos títulos-, ni debido a la mejora del espacio. El cambio más radical experimentado por este servicio es que la biblioteca pasó de ser un lugar en el que solo iban a estudiar los jóvenes a convertirse en un espacio dinámico, alegre, donde personas de todas las edades no solo disfrutan de la lectura sino también de actividades de todo tipo.

Las instalaciones de la biblioteca de Utrera sirven en la actualidad para la puesta en marcha de todo tipo de eventos culturales, como la presentación de libros, charlas, encuentros con escritores, conferencias, cursos de idiomas, torneos de ajedrez o actividades de las diferentes asociaciones que dan vida  al músculo social en la localidad. Además, es la sede de dos clubes de lectura que han servido como nexo de unión para personas que aman los libros, al tiempo que acoge la puesta en marcha de numerosos cuentacuentos que tratan de acercar la cultura a los más pequeños, que disponen de un espacio reservado para ellos en la propia biblioteca.

Una biblioteca que, a diferencia de otras donde cada vez es más complicado, acepta donaciones de libros por parte de los usuarios, y donde recuerdan que todos los utreranos tienen la posibilidad de solicitar la compra de libros que deseen leer y que no se encuentren en la actualidad en el catálogo. Además del formato clásico, la biblioteca cuenta también con un importante fondo dedicado a las nuevas tecnologías, con libros electrónicos, películas en DVD y música. En el horizonte aparece un proyecto en el que la intención pasa por llevar a cabo la digitalización de los fondos relacionados con la historia de la localidad, así como los libros escritos por autores utreranos.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *