Utrera camina para postrarse ante la Virgen del Rocío (GALERÍA)

Utrera camina para postrarse ante la Virgen del Rocío (GALERÍA)

Los rocieros de Utrera caminan en dirección a la marisma onubense. El sonido de los cohetes anunciaba en la mañana de este martes el inicio de la peregrinación anual que la hermandad utrerana emprende cada primavera hacia la aldea de El Rocío.

Tras la misa de romeros en la parroquia de San José, el simpecado era entronizado en su carreta, adornada este año con un exorno floral de color rosa. La flauta y el tamboril preludiaban la llegada del cortejo, en su recorrido tradicional por las calles de Utrera. Varios caballos y un grupo de devotos cantando integraron igualmente una comitiva que discurrió por el centro histórico de la localidad antes de pisar los caminos.

Como siempre, miembros de la corporación recibieron la llegada de los romeros a las puertas del ayuntamiento, mientras que en la iglesia de San Francisco fueron saludados por la hermandad de la Vera-Cruz. Poco a poco, los rocieros se acercaron hasta la plaza de la Trianilla, donde la hermandad de Fátima aguardaba la llegada de la carreta, a las puertas de su capilla.

Los utreranos llegarán a El Rocío en la tarde del viernes. Antes de ello habrán atravesado el Guadalquivir en barcaza, en Coria del Río; y pernoctado en los pinares de Aznalcázar; también se vivirá el tránsito de los romeros por el Vado del Quema y el caminar por Villamanrique de la Condesa; y habrán recorrido la Raya Real y el puente del Ajolí. Ya en la aldea, como siempre, acudirán a la presentación ante la hermandad matriz; participarán en el rosario de las hermandades; y saludarán con el simpecado a la Virgen del Rocío durante su procesión.

El lunes de Pentecostés, los utreranos emprenderán el regreso a casa, estando prevista la llegada a Utrera en la tarde del miércoles 23. Será un día antes de lo habitual, para no coincidir con la procesión de María Auxiliadora, que se celebra cada 24 de mayo.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *