Detenido en El Palmar de Troya tras una espectacular persecución de 40 kilómetros

Detenido en El Palmar de Troya tras una espectacular persecución de 40 kilómetros

Una espectacular persecución iniciada en tierras gaditanas ha culminado con una detención en El Palmar de Troya, 40 kilómetros después. Fue el colofón a una historia que vivió el robo de un vehículo, el intento de atropello a un agente de la Guardia Civil, y que contó con la presencia de un helicóptero para localizar a los autores de este suceso.

Según ha publicado Diario de Sevilla, la Benemérita detuvo a ese delincuente que presuntamente se saltó un control de este cuerpo e intentó atropellar a un agente. Varios patrulleros y el helicóptero participaron en la persecución, que terminó con esa detención y la búsqueda de su acompañante, que logró huir.

Ocurrió hace unos días y todo comenzó en un control de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), que estaba situado en la localidad gaditana de Bornos. El coche en el que iban los dos sospechosos, un BMW X5 de color azul, se saltó este dispositivo e intentó atropellar a un agente, que resultó ileso. El coche era robado y había sido sustraído en Córdoba. Tras el intento de atropello, el vehículo se dio a la fuga a toda velocidad, buscando la carretera N-IV.

Se inició entonces una persecución a la que se unieron numerosas patrullas de la Guardia Civil. Los delincuentes llegaron a Las Cabezas de San Juan y continuaron la huida por la carretera A-394 en dirección Utrera. Se dirigieron finalmente a El Palmar de Troya, moviéndose por caminos y tratando de llegar al pantano Torre del Águila. Allí abandonaron el coche y siguieron la huida a pie. Los guardias civiles localizaron el vehículo en un cortijo próximo al embalse y buscaron a los dos ocupantes en un trigal cercano. Para ello pidieron la ayuda del helicóptero, con la idea de que les proporcionara una mejor visión de la zona.

Poco después fue detenido uno de los sospechosos, mientras se continuó buscando al segundo durante varias horas más, sin éxito. La Guardia Civil mantuvo un dispositivo por la zona para tratar de localizarlo. Los agentes que montaron el control pertenecían a Villamartín (Cádiz) y no hay ningún guardia herido. Se investiga ahora si el detenido y su cómplice robaron el coche y lo habían utilizado para cometer algún robo, ya que es habitual entre las bandas de aluniceros que se empleen vehículos potentes de este tipo para empotrarlos contra los comercios.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *