Sabor estudiantil para un Martes Santo de marcado carácter salesiano (GALERÍA Y AUDIO)

Sabor estudiantil para un Martes Santo de marcado carácter salesiano (GALERÍA Y AUDIO)

Hablar del Martes Santo en Utrera es hacer referencia a la hermandad de los Estudiantes, a la cofradía salesiana que cada año realiza su estación de penitencia con el Cristo del Amor y la Virgen de las Veredas. La de esta primavera resultó un desfile procesional espléndido, que permitió disfrutar del buen hacer de esta corporación religiosa.

El sol bañaba la fachada de la basílica de María Auxiliadora cuando el cortejo se ponía en la calle. Tras la cruz de guía que realizara Manuel Rojas en 1964 caminaron los nazarenos de esta entidad que quiso tener un recuerdo muy especial al pequeño Gabriel Cruz, asesinado en tierras almerienses hace un mes. Con tal motivo, la manigueta delantera derecha del paso de palio lucía un lazo blanco en memoria de este pequeño de 8 años. Y también se recordó con un crespón negro en un varal la figura de los sacerdotes salesianos Antonio Rodríguez de Rojas –que fue director espiritual de la hermandad durante sus años de trabajo en Utrera- y Jesús Borrego, fallecidos ambos hace varias semanas.

Exorno clásico el que la hermanad elige cada año para sus titulares –claveles rojos en el paso de misterio; y flor de cera, rosas, claveles blancos para el palio-, y que volvió a verse otro Martes Santo más. Pudo ser contemplado por las personas que, a lo largo de esta jornada, se echaron a la calle para contemplar y acompañar a los titulares de esta corporación salesiana, que se vio especialmente arropada en los metros finales de su recorrido. La calle Virgen de Consolación se convirtió de nuevo en el punto de encuentro para los cofrades que caminan en el último tramo del itinerario junto al Cristo del Amor y la Virgen de las Veredas, especialmente en torno al palio, que recibió una lluvia con miles de pétalos instantes antes de llegar a La Vereda.

Los sones de la marcha «Veredas de Amor» ponía el final a la estación de penitencia de los Estudiantes, que regresó a las instalaciones de la Casa salesiana, en una basílica que, en plena oscuridad, recibió a sus titulares ante la mirada emocionada de sus devotos.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *