La apuesta del Club Gimnasia Rítmica Híspalis por un deporte en auge en Utrera

La apuesta del Club Gimnasia Rítmica Híspalis por un deporte en auge en Utrera

El proyecto del Club Gimnasia Rítmica Híspalis arrancaba en septiembre de 2013, en el seno del instituto José María Infantes. Unos inicios en los que Raquel Herrera, responsable y entrenadora del club, comenzó impartiendo clases a un total de 80 niñas, de manera gratuita. Actualmente, la cifra de alumnos asciende a un total de 170 gimnastas. Es tal el éxito de la gimnasia rítmica en Utrera que seis años más tarde el club cuenta con lista de espera en todas las categorías.

Raquel Herrera

Un año después de su creación, las gimnastas del club participaban por primera vez en una competición. Concretamente, en los Juegos Deportivos de Sevilla, con una brillante actuación en la que las gimnastas obtuvieron la medalla de oro en categoría cadete, en la modalidad de conjuntos con aros. Un club que, a pesar de su corta trayectoria, ya ha conseguido grandes éxitos. En 2016 lograban un total de 27 medallas, distribuidas en cuatro grupos que disputaron los Juegos Deportivos de Sevilla: dos grupos obtuvieron oro en las categorías benjamín y cadete, el grupo de la categoría alevín obtuvo plata y el grupo de prebenjamín obtuvo bronce. El Club Gimnasia Rítmica Híspalis conseguía pleno de medallas con los grupos presentados para competir.

La estructura del club divide los grupos en varias categorías, teniendo en cuenta las edades y el nivel de los alumnos: grupo de iniciación, grupo de exhibición y grupo de competición. La ejercitación de esta disciplina va enfocada tanto a chicas como chicos, aunque mayoritariamente siguen siendo las niñas las que más practican este deporte. Como dato curioso, son solamente tres niños los que en la actualidad forman parte de este proyecto. La entrenadora Raquel Herrera comenta que «la finalidad de este deporte es la salud, además de promocionarlo. Pero intentamos eliminar estereotipos sexistas».

Al hilo de esto, ha animado a los chicos a iniciarse en la práctica de  este deporte. Herrera explica que el principal requisito para practicarlo es que «hay que tener muchas ganas», aunque esta disciplina exige como base principal diversas cualidades físicas como la «flexibilidad y fuerza para los saltos y giros. Genéticamente, el alumno tiene que nacer con una gran potencialidad en flexibilidad». Pero lo que realmente el club intenta inculcar a los futuros gimnastas son los «valores», que se convierten en «la base de todos los entrenamientos».

Unos entrenamientos que se realizan en distintas instalaciones, dependiendo del nivel de los alumnos. La categoría escuela y exhibición entrenan en el instituto José María Infantes, mientras que los alumnos de competición se desplazan hasta el pabellón «Cronista deportivo Pepe Álvarez».

En palabras de la entrenadora, «nos encantaría federar a las niñas, pero esto implicaría un mayor número de horas de entrenamiento para poder incrementar el nivel. Otro de los objetivos sería ampliar el número de gimnastas e intentar sacar a una gimnasta utrerana que deje nuestro nombre bien alto».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *