Las goteras del pabellón de Vistalegre obligan al Fútbol Sala Utrera 08 a emigrar a El Coronil

Las goteras del pabellón de Vistalegre obligan al Fútbol Sala Utrera 08 a emigrar a El Coronil

El problema que supone la presencia de goteras en el pabellón cubierto de Vistalegre sigue sin solución, a pesar de las numerosas promesas y de los proyectos llevados a cabo. Esta situación ha obligado a suspender distintas competiciones, e incluso hace imposible que se realicen entrenamientos en su interior.

Uno de los colectivos que están sufriendo esas incidencias en primera persona es el Fútbol Sala Utrera 08. Este club ha hecho pública, a través de su perfil en Twitter, una fotografía en la que muestra cómo sus jugadores tienen que desplazarse hasta El Coronil para poder entrenar. A pesar de que dicha localidad ni siquiera llega a los 5.000 habitantes, cuenta con un pabellón que está convirtiéndose en lugar de referencia para el ámbito deportivo utrerano. De hecho, también el Club Baloncesto Utrera ha tenido que desplazarse hasta allí en alguna ocasión para poder jugar, cuando se han registrado problemas de humedad en el pabellón polideportivo «Cronista deportivo Pepe Álvarez».

En el caso del fútbol sala, la entidad utrerana se lamentaba de no haber podido realizar su entrenamiento el pasado martes, lo que obligó a los jugadores al día siguiente a desplazarse hasta el municipio coronileño. Y todo ello «por culpa una vez más de las goteras en el pabellón de Vistalegre».

El agua continúa encharcando la pista de juego y los cubos siguen siendo unos elementos habituales en el paisaje interior de dicho recinto. Desde hace años, estas instalaciones presentan esos problemas, como han denunciado también varias veces otras entidades que hacen uso de ellas, como el Club Voleibol Utrera y el Club Balonmano Utrera.

Ni el anterior gobierno local (PA-PP) logró acabar con las incidencias, ni el actual (PSOE-IU) ha conseguido tampoco poner fin a las goteras. Estando en la oposición, el PSOE acusaba al entonces gobierno municipal de «incompetencia, desidia y falta de previsión» al no poder ponerle fin a dicho asunto. Sin embargo, en los últimos dos años y medio, son numerosas las escenas similares que se han vivido, a pesar de haber ejecutado varios proyectos.

A pesar de prometer acabar con estas incidencias, los clubes deportivos y los usuarios de esas instalaciones han seguido sufriendo las complicaciones que supone tener el pavimento mojado. A comienzos de 2017, el concejal de Obras, Luis de la Torre (PSOE), aseguraba que aquel problema había sido resuelto, pero que se había detectado «la rotura de otras tres chapas».

Ya durante el verano, desde el gobierno municipal se culpaba a los pájaros de ser los causantes de las goteras. En palabras del edil de Deportes, Antonio Villalba (PSOE), «los pájaros no los podemos controlar. Se comen el poliespan y la junta de los tragaluces».

Con las primeras lluvias del pasado otoño, los cubos volvían a hacerse presentes en la pista, haciéndose muy complicada y peligrosa la práctica deportiva en un pavimento húmedo como ése. Ahora esta situación se repite, obligando incluso a clubes como el Fútbol Sala Utrera 08 a tener que emigrar para poder entrenar.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *