No hay que limpiar más, sí tenemos que manchar menos

Más que nos pese porque no somos todos los que ensuciamos, contaminamos, o mejor dicho ni todo el mundo es igual ni la actitud es la misma en lo que se refiere al mínimo cumplimiento de las normas cívicas y de convivencia, que requiere para que la ciudadanía de aquí de nuestro pueblo, Utrera, cumplamos las ordenanzas municipales.

A esta ciudadanía de Utrera nos faltan muchas cosas, entre otras, vergüenza y educación, nos retraemos por nuestra propia falta de cultura, urbana civil, política, social y patriótica, y ante la falta de civismo, solo nos queda lamentarnos de que:

Se meen en cualquier rincón, da igual sobre un monumento u otra dependencia cualquiera «Faltan WC» públicos sí, los papeles y latas las arrojamos sin ningún pudor en cualquier lugar nos da igual que sea un jardín o sobre una ventana da igual porque da lo mismo «Faltan papeleras» sí, porque los salvajes e incívicos y malos educados se encargan de destrozarlas, otro costo social que pagamos todos y cada uno de nosotros, olvídense del lamentable «que lo pague el Ayuntamiento» otra más de los que reitero falta de…

Estamos muy artos y nos desayunamos cada día ++ otra vez lamentablemente, la poca vergüenza de los dueños de mascotas que dejan los mojones y las mierdas de los caninos, sobre las aceras, en los parques y jardines, a los que todos tenemos derecho a disfrutar incluidos las mascotas.

Sí, la conclusión que sacáis si tenéis la paciencia de leer estas reflexiones es que tengo un cabreo que me traspasa pues sí, al igual que muchos ciudadanos de Utrera.

Manuel R.V.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

2 comentarios en «No hay que limpiar más, sí tenemos que manchar menos»

  1. Guillermo Rodríguez Rodríguez dice:

    Un diez.
    Añado que los hay que se jactan de «que lo recoja el Ayuntamiento», de los que practican deporte con el mobiliario urbano, del que tira la basura cuando le da la gana (ya mismo está aquí el verano), de las cáscaras de pipas…..etc. Y todo está recogido en las Ordenanzas municipales.
    Ya en la legislatura anterior tuve la oportunidad de pedirle al Concejal de Urbanismo que me mostrara una sanción al algún dueño por no recoger el excremento de su mascota. Todavía estoy esperando.
    La educación empieza en casa, el el colegio se estudia.

  2. Juan Manuel dice:

    Toda la razón del Mundo
    también hay que empezar por nosotros. Lo que no hacemos en nuestra casa que no lo hagamos en la calle.Todavía hay muchos «cerdos», con el perdón de la palabra, estando los contenedores vacíos y, como les cuestas trabajo abrir la tapadera, dejan los desperdicios en el suelo al lado del contenedor. Después llega todo tipo de animales abandonados, que rompen las bolsas y esparcen toda la mierda por el suelo.
    Por lo menos eso pasa en mi barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *