La amenaza de lluvia no pudo con la ilusión

El rápido discurrir por el riesgo maravilloso que nos ofrecía el cielo, en forma de lluvia, no rompió con la ilusión de niños y mayores, y así nos dimos cita un año más para acompañar el cortejo real.

El gris del cielo no impidió que la algarabía se animara y desfilara y acompañara el séquito y se unieran generaciones de abuelos, hijos y nietos al son de las bandas y entre beduinos que amenizaban la comitiva, sin que cayera la ilusión que con todo el amor nos ofrecen del pueblo y para el pueblo, los sufridos y sufridores miembros de la asociación «Maestro Milla».

También como cada año nos acompañaron numeroso gentío foráneo de los poblados y de los poblaciones limítrofes, así que fuimos muchos los que llenamos el pueblo con el transcurrir  callejero, de chicos y los que ya no lo somos.

Gracias queridos Magos, gracias porque siendo bisabuelo, por unas horas me convertí en un niño y mi queridos Melchor, Gaspar y Baltazar ni decir tiene que el próximo 2019 también tenéis que llenar Utrera de ilusión y traer al pueblo trabajo, mucho trabajo y que los utreranos que pululan por España y el mundo regresen al pueblo si quieren, pero que nosotros no los olvidamos así que ello no nos olviden.

Manuel R.V.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *