Ibizazo

Desde hace meses el gobierno local PSOE-IU en el más absoluto de los silencios viene realizando lo que eufemísticamente quieren llamar “ regularización catastral”. Principalmente afecta al suelo rústico –el campo– dónde desde tiempo inmemorial se ha ido degradando con todo tipo de construcciones realizadas al margen de la ley. El fenómeno de las urbanizaciones ilegales es un mal endémico en toda Andalucía tanto en las zonas costeras como en el interior donde atañe principalmente a los municipios con un gran territorio como es por ejemplo Utrera cuyo término municipal está plagado con de tales núcleos de población: La Herradera, El Comodoro, Casa Cerro, El Saltillo, Las Perdigueras, La Cañada …. Esto por nombrar algunos entre el medio centenar que se contabilizan. Para detectar la presencia del más mínimo ladrillo el Ministerio de Hacienda del Sr. Montoro cartografía cada par de años hasta el último rincón de la piel de toro mediante fotografías aéreas realizadas hoy en día con drones y usando cualquier herramienta que esté a mano como el mismo Google Map. Esa información se traslada a las oficinas del catastro de cada municipio quienes a partir de ese momento tendrán las pruebas del delito con las que iniciar los correspondientes expedientes sancionadores o sencillamente gravar a los propietarios con el impuesto de bienes inmuebles (IBI), el conocido tradicionalmente como la contribución. Claro que cada ayuntamiento tiene la potestad de regular la cuantía que al final deberán pagar. Entre todas las viviendas, locales comerciales y naves de Utrera el ayuntamiento viene recaudando – es la cifra oficial del presupuesto 2016– unos 8,4 millones de euros, pero para el nuevo año la cifra subirá hasta 10 millones de euros lo que equivale a un 19% más con el agravante de una subida en el suelo rústico del 46%. Un auténtico bombazo o “ibi-zazo”. Esto lo ha denunciado el PA sin que por el momento el alcalde –J.M. Villalobos– tenga la intención de suavizar ningún pago a las miles de familias de escasos recursos que no tuvieron otra opción que irse a vivir al campo. Y es que de algún sitio habrá que sacar el dinero pagar las facturas de tantas ferias y fiestas.

Gandalf

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>