Tres lustros convirtiendo al instituto José María Infantes en un museo

Tres lustros convirtiendo al instituto José María Infantes en un museo

Hace 15 años un grupo de enamorados del arte de Utrera tuvieron un sueño que para algunos era una locura. Varios profesores del instituto José María Infantes, conocido en la localidad como «El Pastorcito», pensaron en convertir el centro escolar en un auténtico museo, implicando a los alumnos en el proyecto. Ha pasado el tiempo, y en la actualidad solo hace falta realizar un pequeño recorrido por el centro para comprobar que la realidad ha superado con creces ese sueño inicial.

Las réplicas de algunas de las obras de arte más destacadas de toda la historia inundan los espacios de este centro educativo. Antes de entrar en el recinto es posible contemplar la fuente del patio de los leones de La Alhambra, el vestíbulo de entrada es una réplica de las pinturas rupestres de Altamira, un recorrido que sigue en el interior, donde cada clase se dedica a una época o un estilo pictórico hasta contemplar la última de las grandes obras realizadas: la cúpula de San Antonio de la Florida de Madrid. Todos estos trabajos han sido realizados por los alumnos que han pasado en los últimos años por el instituto, en un proyecto que impulsó en su día el profesor Juan Guerrero, en el que están implicados casi todos los departamentos y que se ha convertido en un ejemplo para todas las instancias educativas.

El proyecto se extiende también a las áreas lingüísticas del instituto, ya que los propios alumnos protagonizan visitas guiadas en inglés, francés y español, donde dan todos los detalles de las diferentes obras que se encuentran en el instituto. De esta forma se organizan jornadas de puertas abiertas donde padres, responsables educativos y público en general tiene la oportunidad de ver de cerca el trabajo que se desempeña en el centro desde hace años.

La fama de artistas que tienen los alumnos que cursan sus estudios en el instituto ha provocado incluso que lleguen encargos externos. En este caso por ejemplo el Consejo de Hermandades y Cofradías  de Utrera les encargó la elaboración de las estaciones del vía crucis en cerámica, para que se coloquen de manera permanente en las calles de Utrera.

Además de fomentar las vocaciones artísticas dentro del alumnado, «La Escuela como Museo» impulsa el desarrollo de muchas habilidades y competencias. «Es una manera de poner en práctica todo lo que están aprendiendo en clase, los alumnos desarrollan de forma global todo tipo de habilidades y pierden el miedo a hablar en público», explica la directora, Margarita Peña.

La experiencia en el instituto, donde también es posible estudiar el Bachillerato de Arte, ha provocado que muchos de los alumnos se decanten por estudiar después la carrera de Bellas Artes, aunque también hay muchos que eligen ramas como Ciencias de la Educación o Comunicación.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>