Caja Rural de Utrera presenta un balance «muy positivo» de su pasado ejercicio

Caja Rural de Utrera presenta un balance «muy positivo» de su pasado ejercicio

Caja Rural de Utrera ha hecho balance del pasado ejercicio 2015. En un acto celebrado en el antiguo monasterio de Consolación se ha celebrado la asamblea anual en la que los socios pudieron conocer los resultados que arroja esta entidad. En dicha convocatoria, el presidente, Antonio Cerdera del Castillo, calificaba esas cuentas como «muy positivas, dada la situación que atraviesa tanto la economía global como la nacional,  como así se refleja en el informe de gestión».

caja rural utrera - asamblea (1)Esta situación es similar a la del resto de entidades del grupo Solventia, en el que se encuadra Caja Rural de Utrera, que «han crecido y mejorado en las principales variables y ratios financieros».

Según ha explicado Cerdera, los ahorros y depósitos que socios y clientes confían en la Caja continúan creciendo, alcanzando al cierre del ejercicio la cifra de 161 millones de euros.

Por otro lado, se ha aumentado tanto el número como el volumen de operaciones crediticias concedidas durante el ejercicio. El saldo bruto del crédito a la clientela se eleva a 90 millones de euros, un 8,2% superior al año anterior, a diferencia de la media del sector financiero que ha descendido en un 2,8%. Este crecimiento se ha visto acompañado de una menor morosidad que, a la fecha de cierre del ejercicio de 2015, era de sólo el 2,10%, muy por debajo del 9,4% de media del sistema financiero.

caja rural utrera - asamblea (3)En cuanto a la cuenta de pérdidas y ganancias obtenida, «contamos con un balance y un estilo de hacer banca más rentable que la media del sistema financiero», habiendo alcanzado un beneficio neto a 31 de diciembre de 2015 por un importe de 918.000 euros. De este beneficio se distribuirán 160.000 euros entre todos los socios, 75.000 euros corresponden al 4% de remuneración de las aportaciones, 85.000 euros a retornos materializados en nuevas aportaciones, y 758.000 euros a reservas, aumentando los fondos propios y solvencia de la entidad que, al cierre del ejercicio, se sitúa en el 17,9%, más del doble de lo requerido por el regulador. Esta remuneración a los socios es aún más destacable en el escenario actual de tipos de interés muy bajos o negativos.

Antonio Cerdera ha destacado también como muy positivo la ampliación y mejora de la sede social de Caja Rural de Utrera que, desde la finalización de las obras en el mes de octubre, «nos permite contar con unos servicios centrales modernos, amplios y operativos».

caja rural utrera - asamblea (4)El presidente de la entidad financiera reconoció que este año y los próximos se espera que la situación del sistema bancario continúe siendo complicada, con bajos tipos de interés, incertidumbre económica e importantes retos tecnológicos. «En la Caja y en el grupo Solventia disponemos de una magnifica posición financiera, y afrontamos el futuro con optimismo. Contamos con una excelente plantilla de empleados y con la confianza de nuestros socios y clientes, que cada año aumenta en número y vinculación, avalando el buen servicio prestado», destacó Cerdera.

Finalmente, ha agradecido a todos sus compañeros del consejo rector «la labor desempeñada, su compromiso y dedicación, felicitando especialmente a los consejeros nuevos por su primer año al frente de esta entidad». Asimismo, ha recordado a dos personas muy vinculadas a esta entidad que, durante el último año, han fallecido: Salvador de Quinta Garrobo,  escritor y encargado de la obra social y cultural de Caja Rural de Utrera durante muchos años; y Rafael López Gonzálvez, consejero durante más de 30 años, socio durante muchos más y ocho años vicepresidente de la entidad.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *