Cuatro años después… Utrera quedó de nuevo huérfana de Lunes Santo (GALERÍA Y AUDIO)

Cuatro años después… Utrera quedó de nuevo huérfana de Lunes Santo (GALERÍA Y AUDIO)

La distancia que separa el santuario de Consolación y el centro de Utrera pesó en la difícil decisión que tuvo que tomar la hermandad de los Muchachos de Consolación en la tarde de este Lunes Santo. La inestabilidad meteorológica y los posibles chubascos que podrían aparecer durante la estación de penitencia inclinaron la balanza hacia el extremo que nadie deseaba: que la cofradía tuviera que quedarse sin salir de su templo.

Junto a una mañana y una sobremesa de lloviznas, el mal tiempo se dejó sentir incluso dos veces en forma de granizo, la última ya pasadas las cinco de la tarde. Estas circunstancias hicieron que, tras la celebración de la tradicional eucaristía previa a la estación de penitencia, la junta de gobierno decidiera esperar 60 minutos más allá de su horario inicial de salida para estudiar las últimas informaciones que llegaran a Consolación.

Cuando el reloj marcaba las 19.04 horas, el hermano mayor de la hermandad comunicaba la triste decisión. Visiblemente emocionado, Santiago Fernández Bernabé daba a conocer la suspensión de la estación de penitencia, que fue respaldada en forma de aplauso por las muchas personas que aguardaban en el interior del templo. De forma paralela, en distintas zonas de Utrera lloviznaba en esos instantes, lo que confirmaba la inestabilidad meteorológica que tanto se temía.

Así pues, tras dejar un Domingo de Ramos a medio gas, el mal tiempo privó a los utreranos de contemplar por las calles de la ciudad al Cristo del Perdón –en su rehabilitado y completado paso procesional- y a la Virgen de la Amargura –tras la restauración realizada durante el pasado verano-. El paseo y el parque de Consolación, el Hogar del Pensionista, el barrio de Santa María,… quedaron huérfanos de Lunes Santo, repitiéndose una estampa que no se vivía desde el año 2012.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *