Ni la lluvia pudo con la multitud que acompañó al Cristo del Perdón en su traslado al paso (GALERÍA)

Ni la lluvia pudo con la multitud que acompañó al Cristo del Perdón en su traslado al paso (GALERÍA)

El santuario de Consolación volvió a llenarse de fieles que, un año más, acompañaron en masa al Cristo del Perdón en su traslado al paso de salida. Ni siquiera la lluvia pudo con una cita que, cada Lunes de Pasión, volvió a congregar a cientos de personas.

Las inclemencias meteorológicas impidieron que el tradicional vía crucis pudiera desarrollarse por la explanada exterior. En su lugar, el acto tuvo lugar en el interior del templo, presidido por la cruz de guía de la propia hermandad de los Muchachos de Consolación. Un cortejo integrado por la cruz parroquial y varios miembros de la cofradía con velas precedió el citado enser, que fue portado por los pasillos laterales del santuario. Acompañando el rezo de las 14 estaciones del vía crucis, pudo escucharse un trío de capilla.

A su término, el crucificado fue portado hasta la puerta del atrio del templo, donde fue elevado mediante un mecanismo de cuerdas y poleas. Fue entonces cuando los costaleros acercaron el paso, y la imagen fue entronizada, siendo llevada hasta el altar mayor, a cuya derecha quedó dispuesto.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *